sábado, 28 mayo 2022

Audi RS 3. Una experiencia de conducción única

El nuevo Audi RS 3, que ya está disponible en España, ofrece una emocionante experiencia de conducción gracias al sistema de tracción a las cuatro ruedas, que garantiza el mayor agarre en cualquier superficie. Por primera vez, en el Audi RS 3 se combina la tracción quattro con el sistema RS Torque Splitter.

La firma de los cuatro aros con este Audi RS 3 ha demostrado que los coches de tracción total también pueden derrapar. Para ello, hay que acceder al menú del sistema de conducción dinámica del Audi drive select. Hay siete modos disponibles: efficiency, comfort, auto, dynamic, RS Individual y dos modos específicos del RS 3 (Performance para circuito y Torque Rear para carreteras cerradas al tráfico). Este último es perfecto para derrapar con el compacto deportivo.

Nuevo Audi RS 3

Esto lo permite una de las novedades más importantes de esta bestia de la firma germana, el RS Torque Splitter. Aunque el sistema de tracción quattro es igual al de su predecesor en lo que respecta al eje trasero, el diferencial con un embrague multidisco se ha cambiado por dos embragues multidisco controlados electrónicamente, situados en cada uno de los semiejes de la transmisión. Con ello, este RS Torque Splitter distribuye el par motor entre las dos ruedas traseras de forma variable. Esto aporta una mayor estabilidad, especialmente sobre suelo mojado.

¿Cómo funciona el sistema?

El par que entrega el motor se convierte en función de la marcha seleccionada y se transfiere al diferencial del eje delantero, que se encarga de distribuirlo a las ruedas de este eje. Cuando los embragues del RS Torque Splitter se encuentran cerrados, el par se reparte a las ruedas traseras mediante un mecanismo de transmisión angular con un eje cardán.

Nuevo Audi RS 3

El modo RS Torque Rear, diseñado para sacar el máximo partido al coche en carreteras cerradas al tráfico, transfiere todo el par motor que llega al eje trasero a la rueda situada en el exterior de la curva, provocando así un comportamiento marcadamente sobrevirador.

Esta conducción deportiva también es posible gracias a sus 400 CV, sus frenos cerámicos y a su suspensión deportiva RS.