Audi A5 Coupé 2017. Obra de arte II
SEGUNDA GENERACIÓN

Audi A5 Coupé 2017. Obra de arte II

La segunda generación del A5 Coupé evoluciona en todos los sentidos. Actualiza ligeramente su diseño, incorpora motores más potentes y, a la vez, más eficientes, y se rodea de una mayor tecnología.

Gregorio Arroyo

Gregorio Arroyo

12 de Marzo 2017 12:19

Comparte este artículo: 210 0

Walter de Silva confesó en su día que el Audi A5 fue su obra maestra. Un icono del diseño que se ha mantenido fresco desde 2007, pero el paso del tiempo obliga y aprovechando la inercia de la familia B9 (gama A4) se actualiza ahora en todos los frentes.

Parte desde la misma plataforma MLB que el Audi A4, pero se remata con más emoción, deportividad y elegancia, como corresponde a un Gran Turismo. Mejorar una obra de arte no es fácil, por eso la idea ha sido dotarle de un aire más atlético, quitando 'grasa' y apostando por más 'músculo'. Lo han conseguido.

Los cambios estéticos son más evidentes en el frontal, donde destaca la nueva parrilla Singleframe, más ancha y baja que antes, las nuevas líneas de faros o la forma del capó. También se ha retocado la línea de cintura y la zaga, ahora con un aspecto de más aplomo y anchura.

Más largo y más bajo

El nuevo A5 es 48 milímetros más largo, 8 menos ancho y 2 más bajo. Además crece 12 milímetros en su distancia entre ejes y en la báscula es 60 kilos más ligero de media con respecto al modelo anterior. Estos cambios propician un interior más habitable, con más espacio para las piernas y una mayor altura al techo y cota de anchura a nivel de hombros en las cuatro plazas que ofrece. También el maletero amplía su capacidad en 10 litros, hasta un total de 465.

El interior hereda rasgos del A4 e incorpora en opción el Audi Virtual Cockpit con pantalla TFT de 12,3 pulgadas en el cuadro de mandos, pero con grafismos propios.

La oferta mecánica inicial contempla cinco motorizaciones de cuatro y seis cilindros, con potencias que oscilan entre los 190 y los 252 caballos en gasolina, y entre 190 y 286 en diésel. El cambio será manual de seis relaciones, S-Tronic de siete y un nuevo Tiptronic de ocho para el V6 TDI más potente y el S5. Lo mejor es que la oferta es un 17 por ciento más potente que el modelo anterior y, a la vez, se muestra un 22 por ciento más eficiente.

Tracción delantera o total

Se mantienen las variantes con tracción delantera o total quattro. En el caso de los cuatro cilindros con caja manual la opción será la nueva tracción quattro ultra, que pasa par al eje trasero sólo cuando se precisa para rebajar el consumo. Además, se contempla una suspensión adaptativa y un diferencial deportivo en las variantes más potentes.

Destacar, asimismo, el gran salto cualitativo dado en materia de asistentes a la conducción y en conectividad.

Jakob Hirzel, del departamento de diseño del A5, nos explica al detalle los cambios estéticos introducidos en el nuevo modelo. «No era cuestión de renegar de un icono, solo honrar al anterior A5», comenta. La imagen del S5 va un paso más allá en cuanto a deportividad se refiere, tanto por dentro como por fuera.Jakob Hirzel, del departamento de diseño del A5, nos explica al detalle los cambios estéticos introducidos en el nuevo modelo. «No era cuestión de renegar de un icono, solo honrar al anterior A5», comenta. La imagen del S5 va un paso más allá en cuanto a deportividad se refiere, tanto por dentro como por fuera.

Audi S5. Estrena un motor V6 de 354 CV

Además del A5, Audi ha mostrado los secretos de este modelo sobre la base del S5, la variante más deportiva hasta que aparezca un futuro RS5. El S5 incorpora un propulsor 3.0 V6 TFSI turboalimentado de nuevo desarrollo (también lo montará el S4) que eroga una potencia de 354 caballos, es decir, 21 CV más que el modelo al que sustituye. Para gestionar toda esa caballería estrena una caja de cambios Tiptronic de ocho relaciones (ya no recurre a la S-Tronic de siete) y mantiene la eficaz tracción quattro. Además, es 60 kilos más ligero que antes.

Con todas estas mejoras el nuevo S5 es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,7 segundos, mientras que el consumo medio homologado será de 7,3 litros. Una de las particularidades de este propulsor es que cuenta con una refrigeración por etapas: en la primera sólo se refrigera la zona de la culata y cuando la temperatura es más elevada, se completa al resto del bloque motor.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados