Audi 100 Avant quattro Duo. El abuelo de los eficientes TFSIe
SE PRESENTÓ EN 1989

Audi 100 Avant quattro Duo. El abuelo de los eficientes TFSIe

La electrificación crece a pasos de gigante en la firma de los cuatro aros. Pero no es una tecnología nueva para Audi, pues la lleva desarrollando desde 1989, cuando presentó este híbrido enchufable.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

14 de Mayo 2020 11:02

Comparte este artículo: 13 7

En los últimos meses, Audi, al igual que la inmensa mayoría de las firmas automovilísticas está experimentando una gran expansión de su gama electrificada. Y es que si acudes a su actual catálogo podrás encontrar, además de eléctrico Audi e-tron, diferentes modelos como mecánicas híbridas enchufables, las cuales denomina TFSIe.

Sin embargo esta última tecnología no es nada nueva para la firma de los cuatro aros, pues han pasado más de 30 años desde que fuera desarrollado en el año 1989 este sofisticado Audi 100 Avant quattro Duo; que sí, que esconde una mecánica híbrida enchufable, y que fue presentado al mundo entero en el Salón de Ginebra de 1990.

Bajo la carrocería de un Audi 100 Avant se escondía todo un arsenal tecnológico compuesto por un motor de gasolina de cinco cilindros y 2.3 litros capaz de generar 136 CV de potencia, que eran enviados a las ruedas delanteras. Además, en el piso del maletero había escondida una batería de níquel-cadmio que alimentaba a un motor eléctrico desarrollado por Siemens y con 9 kW de potencia (12,6 CV), el cual movía las ruedas posteriores, creando un vehículo dotado de tracción a las cuatro ruedas quattro.

Incluso con un panel solar en el techo

Por si todo esto no fuera suficiente, Audi ya instaló en el techo un panel solar que permitía cargar sus baterías en días soleados.

Todo ello se combinaba de una forma algo más rudimentaria de lo que sucede en los avanzados TFSIe de Audi, pues el conductor de este Audi Duo tenía que poner el selector del cambio en punto muerto y presionar el botón 'E' en el salpicadero para activar el modo eléctrico. Y es que podía presumir de ofrecer una autonomía de hasta 38 kilómetros sin consumir una gota de carburante.

Estas eran las baterías que utilizaba este Audi 100 Avant quattro Duo. Eran de níquel-cadmio y se podían cargar en un enchufe, con un panel solar en el techo o con la energía de las frenadas. Y le otorgaban 38 kilómetros de autonomía eléctrica.Estas eran las baterías que utilizaba este Audi 100 Avant quattro Duo. Eran de níquel-cadmio y se podían cargar en un enchufe, con un panel solar en el techo o con la energía de las frenadas. Y le otorgaban 38 kilómetros de autonomía eléctrica.

También llegaba hasta los 50 km/h en modo eléctrico y cuando el firme no estaba en optimas condiciones, podía recurrirse a su sistema de tracción a las cuatro ruedas. Y aunque este Audi Duo ya tiene más de 30 años, contaba con un sistema de frenado regenerativo, que permitía recuperar parte de la energía de las frenadas para ser enviada a su batería.

Audi tan solo llegó a fabricar diez unidades de este prototipo, que fueron probados en diferentes programas, como el de un ejemplar que fue utilizado como taxi en el centro histórico de Ingolstadt.

Llegaron a lanzar dos versiones Duo más

Nunca llegó a la producción, pero Audi continúo desarrollando esta tecnología híbrida enchufable y lanzó una segunda versión de su Audi Duo, también sobre la base de un 100 Avant en el año 1991.

Seis años después de todo eso, Audi se convirtió en el primer fabricante de automóviles europeo en introducir la tecnología PHEV al consumidor. Tanto que comercializó una edición limitada de un nuevo Duo, en esta ocasión utilizando la base de un Audi A4 Avant equipado con un motor 1.9 TDI de 90 CV, al que se sumaba un motor eléctrico refrigerado por agua con 29 CV, el cual se alimentaba de la energía de una batería de gelatina de plomo ubicada en la parte posterior. Si bien, en esta ocasión, sus dos motores enviaban la energía a las ruedas delanteras.

Como los anteriores Duo, este también empleaba una toma de corriente para cargar sus baterías en un enchufe, pero era más avanzado, pues podía alcanzar los 50 km/h en modo eléctrico y los 170 km/h empleando su 1.9 TDI.

Si bien, Audi no continúo su comercialización porque resultó ser demasiado avanzado para la época y el mercado parecía no estar listo para su llegada. Ahora bien, sentó unas sensacionales bases para disfrutar a día de hoy de los eficientes TFSIe.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16