El Aston Martin Rapide E, eléctrico y con 600 caballos
SALÓN DE SHANGHAI

El Aston Martin Rapide E, eléctrico y con 600 caballos

Solo 155 afortunados podrán comprar el primer eléctrico de Aston Martin, un Rapide E con 600 caballos de potencia, pero solo 320 kilómetros de autonomia.

Javier Montoya

Javier Montoya Twitter

17 de Abril 2019 08:19

Comparte este artículo: 17 4

El esperado primer eléctrico de Aston Martin, el Rapide E acaba de ser presentado en el Salón del Automóvil de Shanghai. El fabricante británico lleva años con el desarrollo de este modelo que se desmarca por diseño de lo que ofrecen los Rapide de combustión tradicional. No en vano es su primer modelo electrificado y el primero que se fabricará en sus nuevas instalaciones de St Athan.

Para la creación de este Rapide E, la firma británica ha trabajado en colaboración con Williams Advanced Engineering que ha ayudado a crear una arquitectura eléctrica de 800 V y una batería de 65 kWh que cuenta con más de 5.600 celdas de ion litio que va encapsulada en fibra de carbono y Kevlar. Este paquete de baterías se encuentra donde habitualmente se ubicaría el motor 6.0 V12 de un Rapide normal. La energía que envían desde estas baterías a los dos motores eléctricos que impulsan el eje trasero se traduce en una potencia de 600 caballos y un par máixmo de 950 Nm.

320 kilómetros de autonomía

Cifras astronómicas en cuanto a potencia y también en prestaciones, pues acelera de 0 a 100 km/h en menos de cuatro segundos y alcanza una velocidad máxima limitada a 250 km/h.

Si embargo, en cuanto a la autonomía que ofrece el Rapide E los datos no son tan sorprendentes desde un punto de vista positivo, pues su autonomía ofrece un alcance de 320 kilómetros según la homologación WLTP. Eso sí, gracias a su cargador de 50 kW puede cargar la batería a razón de 300 kilómetros por hora de carga. Y puede ofrecer un sistema de carga rápida que rellena la batería a una media de 500 kilómetros por hora de carga.

Por supuesto, la deportividad y el comportamiento dinámico están garantizados por un chasis que incorpora diferencial de deslizamiento limitada en la parte trasera así como una suspensión y amortigudores desarrollados específicamente para el primer eléctrico de Aston Martin. Además contará con tres modos de conducción: GT, Sport y Sport + para dar respuesta a los gustos de cualquier tipo de conductor.

El Aston Martin Rapide E ya está, por tanto, listo para llevar la deportividad eléctrica a los apasionados de la marca... Aunque solo serán 155 los que puedan disfrutarlo, pues no se fabricarán más unidades.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16