Alfa Romeo Giulia y Stelvio 2020. Puesta al día.
LLEGARÁN EN ENERO DE 2020

Alfa Romeo Giulia y Stelvio 2020. Puesta al día.

Los dos modelos más representativos de la marca se someten a una actualización que salpica a la calidad del interior, a la oferta multimedia y a una dotación más generosa en asistentes de conducción. Hemos comprobado todas sus mejoras al volante.

Gregorio Arroyo

Gregorio Arroyo

20 de November 2019 14:00

Comparte este artículo: 36 2

En 2020 Alfa Romeo cumple 110 años de historia y la mejor manera de celebrarlo es actualizando a dos de sus pesos pesados, el Giulia y el Stelvio. Se trata de unas atractivas pinceladas que afectan a una serie de mejoras en el interior, al sistema multimedia y al equipamiento de seguridad, que contempla nuevos asistentes. También se incrementa la oferta de personalización con nuevos colores. No hay cambios de peso a nivel de chasis o motorizaciones.

En 2021 estos dos modelos serán totalmente nuevos, pero a modo de 'aperitivo' hemos comprobado las mejoras que llegarán al mercado en enero de 2020. Muchas se pedían a gritos en vehículos de esta talla, como la insonorización interior. En este sentido se ha optimizado claramente al introducir cristales laminados de mayor calidad y dosis más generosas de material aislante por la carrocería.

Además se ha rediseñado la consola central, que se remata con más calidad y un mayor número de prácticos huecos, y se contempla la carga inalámbrica para el móvil. Tanto la palanca del cambio como el mando giratorio que controla el sistema de infoentretenimiento gozan de una mayor precisión, mientras que el volante es nuevo, ofrece un tacto más agradable e incorpora nuevos mandos y funciones.

En el cuadro de mandos estrena una pantalla central de TFT de 7 pulgadas, mientras que en el salpicadero se apuesta ahora por una segunda táctil de 8,8 pulgadas con gráficos rediseñados y mucho más intuitivos. Además, el conductor puede crear su propia página de inicio. Es de serie en toda la gama.

Mayor oferta multimedia

Alfa Romeo es una marca con miles de fieles repartidos por todo el mundo. Pero también hay que hacer 'cantera' y rebajar la media de edad de sus clientes. Y eso pasa por ofrecer una oferta multimedia competitiva. Los nuevos Giulia y Stelvio se rodean del denominado Alfa Connected Services, una práctica herramienta que ofrece diferentes servicios y soluciones. Entre ellos My Assistant, que incluye llamada de emergencia y comunicación para solicitar asistencia, o My Remote, que nos permite desde el smartphone acceder al estado de salud del vehículo, incluyendo asistentes de voz de Alexa o Google Home. También contempla My Car, para conocer los parámetros del vehículo, My Navigation, con información del tráfico, radares, climatología..., My wifi, que permite compartir la conexión de Internet con ocho dispositivos diferentes en el interior, así como My Theft Assistance, que alerta del robo del vehículo, o una práctica aplicación para gesionar flotas.

Hay que destacar, asimismo, el servicio I-Link by Leasys, una especie de 'car sharing personal'. Estará disponible en nuestro mercado en el segundo semestre de 2020 y atiende a las nuevas formas de movilidad compartida. El propietario del vehículo podrá crear un grupo con su propio círculo de familiares y amigos a través de WhatsApp, Messenger... y compartir el coche sin necesidad de dejar las llaves. Como máximo serán 10 las personas implicadas y en la aplicación sabrán la disponibilidad del vehículo, así como el tiempo que cada uno lo haya utilizado. Los pagos por el uso se hacen de manera telemática y proporcional.

Avanzados asistentes de conducción

El tercer gran bloque de novedades salpica a los asistentes de conducción. Hasta ahora los dos vehículos portaban elementos como la frenada de emergencia automática, una alerta de cambio involuntario de carril, luces de carretera inteligentes o el práctico Park Assist. Ahora, con el asesoramiento de Bosch, incorpora asistentes más avanzados, como el mantenimiento de la trayectoria con asistencia en la dirección, un control del ángulo muerto también con control sobre la dirección si el conductor no reacciona, un control de crucero adaptativo con función de atascos, reconocimiento de señales con función de control de velocidad inteligente o una alerta de fatiga del conductor. Con estos nuevos asistentes tanto El Giulia como el Stelvio presumen de un nivel 2 de conducción autónoma.

Dirección más precisa

Los cambios en el chasis son mínimos y afectan ligeramente a la asistencia de la dirección, ahora más precisa a alta velocidad en autopista porque se ofrece una mayor resistencia al punto de centrado del volante, evitando así los incómodos movimientos laterales rodando a un fuerte ritmo. La gama de motores es la misma que se ofrece hasta el momento, con variantes de gasolina y turbodiésel entre 160 y 280 CV de potencia. La novedad reside en que el Giulia contempla ahora la versión de gasolina 2.0 de 280 CV con propulsión trasera (hasta ahora sólo se asociaba a la tracción total). Nos comentaron en el acto que se ha mejorado algo la eficiencia y el nivel de emisiones de los propulsores al retocar ligeramente la centralita, pero no tenemos las fichas técnicas definitivas para comprobarlo.

Por último, señalar que se han introducido nuevos colores en la gama, agrupados en cuatro categorías: Competizione, con referencias deportivas; Metal; Solid; y Old Timer, que guarda tributo a los tonos más emblemáticos empleados por la marca a lo largo de la historia. También se aprovecha la ocasión para estructurar la gama con nuevas denominaciones de acabados, Super para el nivel de acceso, Ti para la línea más elegante, o un enfoque más deportivo protagonizado por los Sprint y Veloce. El tope de gama Quadrifoglio llegará a mediados de año.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon