miércoles, 6 julio 2022

ABT Audi RS7-R. Todavía más salvaje

Hace ya algún tiempo que el especialista alemán ABT Sportsline nos mostró de lo que era capaz de hacer con el imponente motor 4.0 V8 TFSI que utilizan los nuevos Audi RS6 Avant, RS7 Sportback y RS Q8. Este bloque con tecnología Mild-Hybrid de 48 voltios y que consigue en España la etiqueta ECO de la DGT proporciona nada menos que 600 CV de potencia y 800 Nm de par motor, de forma que en el caso de los RS7 presumen de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos y alcanzan los 305 km/h si son equipados con el paquete Dynamic Plus.

Si piensas que estas cifras no son suficientes para una deportiva berlina que supera los 146.000 euros, siempre podrás acudir al especialista ABT Sportsline, quien ofrece por unos módicos 10.990 euros su ABT Power Control, que le ayuda a alcanzar los 700 CV. Pero también te vas a poder comprar uno de los 125 ABT RS7-R que van a construir.

Gana 130 CV de potencia

Semejante criatura utiliza esa misma gestión electrónica, pero estrena otras novedades como un completo sistema de escape con cuatro terminales traseros acabados en fibra de carbono. El resultado es un bólido con 730 CV de potencia y con 920 Nm de par motor, que harán que su cambio Tiptronic y su tracción quattro se esfuercen por transmitir todas estas cifras hacia el asfalto. Sus prestaciones no se han dado a conocer, pero queda claro que será más rápido que un RS7 Sportback 'del montón'.

Para dejar claro que no es una pieza cualquiera, ABT ha desarrollado un sinfín de nuevos componentes aerodinámicos para su carrocería, todos ellos fabricados en ligera fibra de carbono. En su exterior tampoco desentonan estas llantas de 22 pulgadas con acentos en color rojo y con neumáticos en medida 285/30 R22 o el vinilo que han aplicado a su carrocería siguiendo los gustos de su propietario, que es nada menos que el hijo del fundador y piloto de ABT en la Fórmula E, Daniel Abt.

El primero creado para Daniel Abt

Una firma que reza 'Handcrafted for Daniel Abt' en la consola central, claro está, de fibra de carbono, deja claro la singularidad de la creación. Precisamente en su interior también se puede apreciar otra placa que confirma que este especialista solo va a fabricar 125 ejemplares de este RS7-R, además de mostrar otros toques especiales plasmados en su volante o en los laterales de sus asientos.

Sus mejoras, así como su exclusividad harán que cada una de estas criaturas no sea precisamente barata. Y no vamos muy mal encaminados si decimos que cada uno de estos RS7-R podría duplicar el precio inicial de un RS7 Sportback.