viernes, 19 agosto 2022

ABT Audi RS3-R: cuando la R significa 500 CV

El especialista alemán ABT ha vuelto a elegir el Audi RS3 como protagonista de su último proyecto. Esta vez, se trata del Audi RS3-R, una versión todavía más salvaje, rápida y exclusiva del compacto de los cuatro aros.

Una de las ventajas de Audi es que tiene una gama tan amplía que todo el mundo puede encontrar el modelo que se adapta a sus necesidades. Sin embargo, siempre hay alguien que quiere ir más allá, sobre todo cuando se trata de vehículos deportivos, hasta el punto de los que Audi S y Audi RS se le pueden quedar cortos. Por suerte, existen los preparadores y el más famoso a la hora de modificar los coches de los cuatro aros es ABT.

Lo último de ABT Sportsline

El catálogo del especialista alemán incluye todo tipo de piezas para modificar la estética de casi cualquier Audi, pero también contempla elementos que mejoran las prestaciones y el rendimiento de los coches de Ingolstadt. Prueba de ello es el último lanzamiento de ABT.

Se llama ABT Audi RS3-R y es un Audi RS 3 con más músculo de lo normal. Teniendo en cuenta que la versión de serie desarrolla 400 CV y que estamos ante un compacto, el margen no es muy alto, pero ABT ha conseguido llevar el bloque gasolina de cinco cilindros y 2.5 litros del RS 3 original hasta los 500 CV. También ha mejorado la cifra de par, pasando de 500 Nm a 600 Nm.

Prestaciones de supercar para el ABT Audi RS3-R

Estas mejoras permiten al ABT Audi RS3-R acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 3,3 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 300 km/h. Para conseguirlo, también ha visto modificado parte de su exterior con componentes que mejoran su aerodinámica. Es el caso del labio delantero, el difusor posterior, los retrovisores laterales o los apéndices del paragolpes delantero, todo ello fabricado en fibra de carbono.

Además, adopta nuevas llantas forjadas de 20”, tomas de ventilación en las aletas laterales delanteras. También una suspensión más firme y baja completamente ajustable y un sistema de escape deportivo con cuatro salidas de 95 mm de diámetro cada una. Además, incluye una app para el teléfono móvil que permite activar o desactivar el límite de velocidad a distancia, además de consultar todo tipo de parámetros de la mecánica.

No es nada barato

Solo se fabricarán 200 unidades del ABT Audi RS3-R, cada una de ellas con un precio de 35.900 euros. Esta tarifa se suma a los 4.950 euros de la instalación de los componentes y a los 79.060 euros que cuesta el Audi RS 3 Sportback.