domingo, 2 octubre 2022

2.400 millones para fomentar el coche eléctrico en California… tras prohibir los de combustión

California, el estado más poblado de Estados Unidos -casi 40 millones de habitantes- ha apostado por acabar con los coches de combustión en 2035. Una decisión similar a la tomada en Europa, con España como uno de los países que más aboga por la prohibición o veto de los modelos de combustión interna y el impulso al coche eléctrico.

Con esos 40 millones de habitantes, California podría equipararse por población a España; pero los incentivos que propone el estado norteamericano no tiene nada que ver con las medidas puestas en marcha en España. 2.400 millones en EEUU, frente a los 400 con que se inicio el Moves III -que llegarían hasta los 800 millones de euros-. Es decir, en el mejor de los casos, en España se dedica tres veces menos.

El Estado de California ha anunciado que este veto a los coches de combustión vendrá acompañado de una inversión de 2.400 millones de dólares (2.405,8 millones de euros al cambio actual) en incentivos para vehículos ‘cero emisiones’, infraestructura de recarga y divulgación pública.

California solo permitirá el coche eléctrico -e híbrido enchufable- desde 2035

Es la manera que tienen de incentivar la movilidad eléctrica, una necesidad cada vez más imperiosa después de que el Gobierno del Estado aprobara ayer que a partir de 2035, todos los turismos, camiones y todoterrenos nuevos que se vendan en la región sean de ‘cero emisiones’.

La propuesta, denominada Advanced Clean Cars II, reducirá las emisiones de los turismos, camiones y todoterrenos ligeros a partir de los modelos desde 2026 hasta 2035.

El texto aprobadomodifica el Reglam ento de Vehículos de Emisión Cero para exigir un número cada vez mayor de vehículos ‘cero emisiones’, y se basa en las tecnologías de vehículos avanzados, incluidos los vehículos eléctricos de batería, de pila de combustible de hidrógeno y los vehículos eléctricos híbridos enchufables, para cumplir las normas de calidad del aire y de emisiones del cambio climático.

La propuesta también modifica el Reglamento de Vehículos de Bajas Emisiones para incluir normas cada vez más estrictas para los coches de gasolina y autobuses con el fin de seguir reduciendo las emisiones que forman la «niebla tóxica».

Todas estas medidas en un estado que es posiblemente el más avanzado de Estados Unidos en el proceso de electrificación del parque de vehículos, pues no en vano, California cuenta con el mayor mercado de vehículos de ‘cero emisiones’ del país. Más del 16% de los vehículos nuevos vendidos son de ‘cero emisiones’ o híbridos enchufables. Y dentro de cinco año, en 2028, se espera que más de la mitad de las ventas sean ya con estos tipos de propulsión.

Unos 7.500 dólares de ayuda para la compra de coche eléctrico

Para alcanzar estas cifras, existen programas de incentivos que reembolsos para vehículos «limpios» nuevos y usados, financiación de opciones de carga, y alternativas a la propiedad de un coche, como el uso compartido de coches y el transporte por carretera.

El Gobierno de California apuntó que es probable que los compradores de vehículos de emisiones cero obtengan hasta 7.500 dólares (7.510 euros) de ahorro en mantenimiento y funcionamiento durante los primeros diez años de propiedad.

El proyecto calcula, además, que los consumidores van a tener cada vez más alternativas; en concreto, en 2025 se estima que serán 179 modelos de vehículos de ‘cero emisiones’ e híbridos-eléctricos enchufables los que estén en el mercado. Esa variedad de oferta permiti´rá que los consumidores encuentren un vehículo ‘cero emisiones’ que se adapte a sus necesidades.

Además de desarrollar las ayudar para el mercado de vehículos de ‘cero emisiones’, la propuesta también adopta medidas adicionales para «limpiar» los motores de combustión interna y proporcionará beneficios para la salud pública de al menos 12.000 millones de dólares (12.012 millones de euros) a lo largo de la vigencia del reglamento, al reducir las muertes prematuras, las hospitalizaciones y los días de trabajo perdidos asociados a la exposición a la contaminación atmosférica.

El camino en California es similar en fechas al adoptado en Europa… pero está claro que, al menos en lo relativo al impulso y las ayudas para popularizarlo -en relación a España y otros países como Alemania que ha decidiido acabar con ellas- no tiene nada que ver…