jueves, 7 julio 2022

El Mercedes-AMG SL vuelve con el inconfundible estilo de siempre

El Mercedes-AMG SL vuelve con el inconfundible estilo de siempre. Llega con importantes novedades siendo ahora un modelo exclusivo de la gama AMG. El nuevo Mercedes-AMG SL está a la altura del buque insignia de la marca de la estrella, el Clase S, del que hereda el diseño del interior y parte del equipamiento. Su sistema de infoentretenimiento es el MBUX de segunda generación.

El nuevo Mercedes-AMG SL se asienta sobre una plataforma completamente nueva con estructura de aluminio. Esta arquitectura es compatible con los dos propulsores de gasolina V8 con los que se se estrena y con futuras mecánicas híbridas enchufables que llegarán próximamente.

El potente motor V8 biturbo empleado es de 4.0 litros y está ligado a un cambio automático AMG Speedshift MCT 9G de nueve relaciones. En el SL 55 4MATIC+ desarrolla 476 CV y en el SL 63 4MATIC+ está apretado hasta los 585 CV. El primero acelera de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos y alcanza una velocidad máxima de 295 km/h. El segundo es más potente y solo necesita 3,6 segundos para llegar hasta los 100 km/h desde parado y puede seguir acelerando hasta los 315 km/h.

Su planteamiento más deportivo pero con el mismo carácter y estilo de siempre, abre el abánico de rivales. Entra incluso en el terreno del Mercedes-AMG GT, al que acabará sustituyendo dentro de poco.

El interior del Mercedes-AMG SL está cargado de tecnología y se combina con acabados y materiales de primerísima calidad. Uno de los rasgos inherentes del SL, la capota de lona de accionamiento eléctrico, está disponible en tres colores. El ya imprescindible sistema de calefacción para la nuca está integrado en los reposacabezas de las butacas delanteras y se denomina Airscarf.