miércoles, 6 julio 2022

La mecánica del Alpine Elf Endurance A480 soportará cualquier problema

La mecánica del Alpine Elf Endurance A480 soportará cualquier problema. Durante las carreras de resistencia se somete a las mecánicas a pruebas extremas y su fiabilidad junto al estado físico y mental de los pilotos, es lo más importante.

Desde que el equipo Alpine Elf Endurance llegó a la categoría reina de la resistencia a principios del año 2021 con el A480, el balance en materia de fiabilidad mecánica es impoluto. La escudería francesa es la líder actual del Campeonato Mundial de Resistencia y gestiona esta cualidad como ninguna otra escudería. Quedan muy pocos días para la inauguración de las 24 Horas de Le Mans 2022 y el equipo galo sabe que puede volver a hacer historia en esta edición.

El equipo francés vuelve a la cumbre de las carreras de resistencia, tras participar en las 24 Horas de Le Mans entre 1963 y 1978. El último año se hizo con la victoria en la Clasificación General Absoluta con el Alpine A442B pilotado por Jean-Pierre Jaussaud y Didier Pironi.

El nuevo y radical bólido está homologado por la Federación Internacional de Automovilismo bajo el nombre Alpine A480. El LMP1 está construido sobre la base de un chasis Oreca y está propulsado por un V8 firmado por Gibson Technology.

La firma francesa ha demostrado de lo que son capaces paso a paso y han defendido los colores de Alpine al más alto nivel. Quieren estar a la altura de este desafío emocionante para volver a situar a Apine en el panteón del automovilismo francés e internacional de forma duradera. Para ello, cuidar al detalle y con mimo el aspecto mecánico, es un aspecto primordial.