domingo, 3 julio 2022

Susana Remacha, directora de la planta Stellantis de Villaverde: “Dirijo una factoría privilegiada”

Es la única mujer directora de una fábrica de coches en España, y probablemente la única de Europa y del mundo. Una muestra de que muchas cosas están cambiado en la industria automotriz.

De hecho, la planta de Villaverde cuenta ya con un 25% de mujeres en la plantilla. Una plantilla de 2.200 trabajadores que podría incrementarse próximamente con el inicio de producción de un nuevo modelo, conocido internamente como el proyecto C43.

Única mujer directora de una fábrica de coches en España

Susana destaca que cada fábrica de Stellantis tiene una personalidad diferenciada. Todas trabajan con la eficiencia y la calidad como principales baluartes. Y destaca precisamente la “eficiencia” de la fábrica que ella dirige, la de Villaverde.

Una planta que ha mantenido el 100% del empleo incluso en los peores momentos de la crisis. Una planta muy enfocada al cliente que se enorgullece de “no haber sufrido demasiado la falta de chips”. Más allá del parón de producción de 9 días. Sin duda una factoría que califica como “privilegiada”.

Fábrica Villaverde
Fábrica Villaverde

Susana remarca la importancia de la gestión y logística de de las baterías. “En la actualidad las celdas vienen de China, se ensamblan en Zaragoza y se distribuyen a las fábricas del grupo desde ahí. Siempre en transportes especiales por seguridad”.

Respecto a la línea de trabajo en la fábrica Susana destaca que se está “trabajando a fondo sobre la disminución de los gastos energéticos”. “ Se han reducido en un 30%, aunque esto fluctúa en función del día”.

Susana tiene muy claro que Stellantis confía en sus fábricas en España frente a otros mercados con menores costes por “la calidad de producción, que es excepcional”.

En la actualidad la fábrica de Villaverde produce 444 C4 al día, unos 30 por hora. Unos 80.000 al año, pero destaca que “el tope de producción es de 150.000 coches al año”. Y confía en alcanzarlo en un futuro, con un tercer turno de producción que significaría la contratación de 400 empleados.

Destaca la flexibilidad de un modelo de producción que les permitirá alcanzar el plazo de 2035 como fecha límite para la fabricación de coches de combustión, “pero no está claro si el cliente y el mercado en general estarán preparados para ello”.