No es un deportivo pero el Ceed Tourer GT Line permite afrontar vías de curvas a buen ritmo: dirección rápida, suspensión equilibrada, frenos solventes…

Artículo anteriorPrueba Kia Ceed Tourer 1.6 CRDi. Movimientos
Artículo siguientePrueba Kia Ceed Tourer 1.6 CRDi. Interior