Nuestro Kuga montaba el paquete ST-Line, que incluye alerón trasero más grande, pinzas de freno rojas y unos 225/55 R19 que optimizan la precisión de trazada al límite. Pero con los 225/60 R18 de serie, más cómodos en pistas y sobre mal firme, ya va bien.

Artículo anteriorImágenes Ford Mustang Mach-E GT Performance Edition
Artículo siguientePrueba Ford Kuga 2.0 Ecoblue MHev ST-Line 3