domingo, 4 diciembre 2022

Ya rueda el Mercedes-AMG E63: deportivo enchufable

La familia del Mercedes Clase E va a contar con una versión híbrida enchufable que con el apellido AMG va a coronar la gama del modelo alemán. Será el Mercedes-AMG E63.

La tecnología PHEV permite que con el trabajo conjunto de los motores de combustión y eléctricos se consigan las mejores prestaciones y el mayor rendimiento. Y por supuesto con la deportividad de que siempre hace gala AMG.

En este caso, el deportivo para toda la familia ha sido cazado por nuestros colegas de CarPix bajo la carrocería de la versión familiar, el E 63 Wagon. Y aunque aún el camuflaje es muy intenso ya podemos ver y adivinar detalles que lo van a caracterizar.

Mercedes-AMG E63

La parrilla Panamericana en el frontal del Mercedes-AMG E63

Por ejemplo, este modelo que llegará poco después que rediseñado Clase E normal cuenta con una parrilla Panamericana flanqueada por faros inclinados hacia atrás con elegantes luces de circulación diurna.

Hay más cosas que podemos intuir a pesar del camuflaje, por ejemplo, parece que el modelo más deportivo de la familia del Mercedes Clase E tendrá tomas de aire prominentes, carrocería aerodinámica y las manillas de las puertas irán enrasadas con la línea de la carrocería. También se aprecian los faldones laterales deportivos y las

ruedas que disponen de un equipo de frenos acorde a las necesidades y el rendimiento de este modelo. Las pinzas rojas de freno llaman la atención en las ruedas delanteras.

Mercedes-AMG E63

En la parte trasera dispone de un sistema de escape de cuatro salidas y cuenta con un puerto de carga situado en el guardabarros trasero. También podemos vislumbrar el diseño de las luces traseras así como un discreto alerón trasero.

El Mercedes-AMG E63 rondará los 670 caballos

Se espera que en el interior siga los pasos de la Clase C y S, y esto significa que nos encontraremos con un grupo de pantallas de instrumentación digital de 12,3 pulgadas, así como un sistema de infoentretenimiento con la pantalla colocada en disposición vertical. No sabemos  qué tamaño tendrá esta última pantalla, pero debería estar entre las pantallas de 11,9 y 12,8 pulgadas que se utilizan en los hermanos de la Clase E.

En cuanto a la parte del rendimiento, el E53 E-Performance mantiene los detalles en secreto, pero la especulación sugiere que el automóvil compartirá su propulsor con el próximo C63 E-Performance. Si fuera así podría contar con un motor turboalimentado de cuatro cilindros y 2.0 litros, así como con un motor eléctrico. Esta configuración ofrece en el C63 E-Performance una potencia combinada de 671 CV (500 kW)y 750 Nm de par maximo. Pero aún no está claro si esas cifras se trasladaran a este Mercedes-AMG E53, el más deportivo de la familia alemana.