miércoles, 10 agosto 2022

Las ventajas de la movilidad eléctrica para las pymes en el centro de las ciudades

El acceso a las ciudades con vehículos de combustión cada vez va teniendo más restricciones, una realidad que ya es parte del presente de muchas pymes y empresas. Además, la Unión Europea ha confirmado recientemente que prohibirá la venta de coches gasolina y diésel en 2035, una de las últimas novedades para reducir las emisiones que genera la movilidad por carretera.

A partir de 2023 todas las ciudades españolas con más de 50.000 habitantes deberán tener áreas restringidas a la circulación de vehículos según sus emisiones, lo que supondrá un cambio no solo en la organización y movilización de las ciudades, sino también de las personas y empresas que requieran de transporte para realizar su actividad profesional. Dado que estamos encaminados a un futuro sostenible y que la forma de desplazarnos que conocemos actualmente está en constante cambio, es un momento idóneo para que las compañías se planteen nuevas formas de movilidad.

Por ello, desde Northgate Renting Flexible, compañía líder en el ámbito de la movilidad profesional y pionero en la prestación de servicios de renting flexible, han recopilado las ventajas que supone para las empresas apostar por el vehículo eléctrico como solución para moverse de manera sostenible y eficiente por las ciudades. Así, podrán acceder sin restricciones al centro de los núcleos urbanos, sin ver afectada su actividad profesional, al mismo tiempo que estarán colaborando en cuidar el entorno y en respetar los espacios públicos compartidos por todos.

Las ventajas del vehículo eléctrico, claves para las pymes españolas

Si bien queda aún mucho por recorrer en España para igualarse con otros países en materia de movilidad eléctrica, los datos más recientes nos hacen ver que poco a poco va ganando su penetración, y quizás en unos años puedan compartir asfalto en igualdad de número con los vehículos de combustión. El año 2021 firmó un total de casi 83.000 vehículos matriculados, lo que supone un 42% más que en el ejercicio anterior, según AEDIVE. De todos ellos, 39.675 fueron eléctricos mientras que 43.324 fueron híbridos enchufables.

Más allá de estas cifras, lo importante para las pymes y empresas, independientemente del tamaño que tengan, son las ventajas de las que pueden disfrutar al optar por un vehículo eléctrico para sus desplazamientos. Uno de los beneficios principales es el poder moverse por toda la ciudad con amplia libertad. Poder acceder a todos los barrios e incluso al centro de las ciudades con las menores restricciones posibles es una baza muy importante a la hora de decidirse por un coche de este tipo. De este modo, se pueden realizar entregas y repartos, visitas a clientes o acudir a cualquier servicio de una manera ágil y sin preocupaciones.

El vehículo eléctrico también cuenta con un punto muy importante, que no es otro que el de la posibilidad de solicitar la etiqueta CERO de la DGT. Sus principales ventajas incluyen desde disfrutar de descuentos en algunas autopistas o incluso circular gratis por ellas a, por ejemplo, poder circular en zonas de circulación restringida sin ser multados.

Otro gran beneficio para las empresas o autónomos que decidan optar por un vehículo eléctrico es el ahorro en el consumo. Según el proyecto ‘Euros por 100 km’ del Ministerio para la Transición Ecológica, recorrer 100km en un vehículo eléctrico realizando la recarga en casa cuesta unos 2,53€, mientras que si el trayecto lo realizamos con un vehículo de combustión puede costar 6,65€ si el combustible es diésel y 9,18€ si es gasolina.

Todo ello aporta beneficios, soluciones y muchas ventajas para las PYMES que busquen optimizar sus costes de una manera cómoda y maximizar sus beneficios en cada servicio.

El renting flexible, una gran opción en los vehículos eléctricos

Con ello, el renting flexible se posiciona como una de las fórmulas más atractivas y también más seguras para poder contar con un vehículo de energías alternativas, entre las que se encuentra la eléctrica. Esto implica además olvidarse de los problemas que puede suponer la adquisición de un coche, así como contar una opción que se ajusta a las necesidades y libertad de plazos requeridos por el usuario.

Quienes se inclinen por esta opción saben que pueden devolver su vehículo o cambiarlo en cualquier momento sin ser penalizados, que cuenta con opciones de personalización, incluye el seguro, así como todos los trámites como ITV o pago de impuestos en la cuota mensual.

Otra ventaja que se puede disfrutar gracias al renting es despreocuparse del mantenimiento del coche y de las gestiones pertinentes. En los talleres propios de Northgate, el equipo de profesionales cuenta con la capacitación para intervenir los vehículos eléctricos, por lo que puede realizar las reparaciones y revisiones que necesiten, además de contar con un servicio de atención y asistencia en carretera disponible durante 24 horas todos los días del año.

Por ello, el renting flexible es una solución de movilidad que cuenta con múltiples ventajas a la hora de conducir cualquier vehículo, pero que en el caso de los eléctricos cuenta con ventajas añadidas, muy interesantes para todo tipo de empresas. Con estos alicientes es entendible que cada vez más personas se inclinen por este tipo de opciones, sumado a las prohibiciones y restricciones que desde las instituciones continúan anunciando.

Para poder garantizar una movilidad libre en las zonas restringidas de las ciudades, que cada vez serán más, el vehículo eléctrico a través de la solución de renting flexible puede ser una de las principales opciones que el mercado requiera en los próximos años. Por ello, las empresas deben estar preparadas para este cambio y optar por opciones factibles, sencillas y cercanas que se adapten a sus necesidades en todo momento.