miércoles, 10 agosto 2022

Las pymes aumentan el interés por el renting flexible de vehículos eléctricos

El renting flexible de VE está en alza. “Las pymes aumentan interés por renting flexible de vehículos eléctricos en un 60 %. Un porcentaje superior al que tienen por automóviles diesel o gasolina, según la I encuesta de Movilidad elaborada por Northgate.

Los numerosos beneficios que aporta el renting flexible cada día atraen más a los usuarios de esta fórmula de financiación. Beneficios a los que suman el atractivo que los vehículos eléctricos tienen para las flotas de vehículos corporativos.

Las pymes quieren movilidad eléctrica

La búsqueda de una movilidad más sostenible y libre de emisiones fuerza a las flotas de empresa a decantarse por opciones de movilidad eléctricas. Esto provoca que las pymes aumentan interés por renting flexible de vehículos eléctricos,

Integrar vehículos eléctricos en las flotas hace que el renting flexible de coches eléctricos se incremente en un 60 % el último año. Hoy 27 de junio se celebra el Día Mundial de las Pequeñas y medianas empresas

Las razones por las que las pymes aumentan su interés por el renting flexible de vehículos electricos hay que buscarlas en su necesidad de optimizar recursos. Limitadas, las pymes precisan de actividades con el menor número de problemas y gestiones posibles.

Y en esa faceta, las operaciones de renting flexible actúan como un auténtico bálsamo para las empresas de menor tamaño.

Las ventajas de gestión y de movilidad de las operaciones de renting flexible son muy valoradas por los gestores de las pymesy también por los autónomos. Para ellos, contratar un servicio de movilidad que les libere de las gestiones de compra, y de las de uso de un vehículo es ciertamente importante.

Combinar renting flexible y eléctricos atrae a las pymes

Por otra parte, la combinación de esta fórmula de financiación con la posibilidad que brindan los vehículos eléctricos de poder acceder a la libre circulación por las ciudades les liberan de las limitaciones que las nuevas zonas de bajas emisiones están provocando en su actividad y, en especial dejar de enfrentarse a las posibles sanciones que moverse por ellas pudieran provocarles.

Además, operativamente hablando, las pymes aumentan su interés por el renting flexible de vehículos electricos en las ciudades porque allí no tienen problemas de autonomía o recarga de baterías. En el mercado ya hay modelos que ofrecen rangos de 450 km con una sóla carga, con los cuales una furgoneta de reparto de última milla no precisa recargar a diario sus baterías.

La mayoría de los modelos eléctricos disponibles en el mercado puede ya afrontar tanto los desplazamientos urbanos diarios como los de larga distancia sin necesidad de recargar sus baterías hasta retornar de nuevo a su base una vez completadas sus labores de reparto.

Incluso si tuviera por alguna razón que aprovechar el descanso de sus trabajadores a almorzar o tomar un café, hay modelos que pueden recargar sus baterías hasta el 80 % de su capacidad en apenas 20-30 minutos en los cargadores adecuados para ello.

Otra de las grandes ventajas que aporta el renting flexible de vehículos eléctricos son los importantes ahorros en costos de energía que proporcionan. Incluso con el fuerte incremento del precio de las energías en estos últimos tiempos, el precio de la electricidad sigue siendo imbatible frente al de combustibles como el gasóleo o la gasolina.

Reducir la huella de carbono

Y para las pymes, la ausencia de emisiones contaminantes que producen los vehículos eléctricos, en especial los que se recargan en fuentes de carga libres de emisiones, les ayuda especialmente a reducir su huella de carbono y emisiones de particulas al medioambiente.

Al margen de consideraciones medioambientales la combinación del renting flexible con los vehículos eléctricos permite a las pymes y a los autónomos acceder a un servicio plagado de ventajas. De entrada, pueden incluso cancelarlo sin pagar por ello penalización alguna.

Un dato que el 44 % de los usuarios de este servicio en las pymes valora muy positivamente según la I Encuesta de Movilidad de Northgate. Pero no sólo eso. No tener que preocuparse de los costos de las operaciones de mantenimiento o de las posibles reparaciones de averías, también les es de gran ayuda, según indican desde Northgate.

Las ventajas del renting flexible también permite a pymes y autónomos obtener interesantes ventajas fiscales, entre las cuales además de la posibilidad de deducirse el valor de las cuotas en el pago del IRPF se encuentra evitar el pago del impuesto de circulación, o eludir el pago de la ITV, entre otras.

Evitar costes imprevistos en todo momento

Como en cualquier otra operación de renting, los clientes que optan por el flexible tienen el coste del seguro, del mantenimiento del coche, la reparación de averías, el coste de renovar los neumáticos y otra serie de servicios incluidos en el coste de la cuota mensual. Ahorros que llegan a sumar de entre 400 a 800 euros mensuales, según el modelo contratado.

Por todas estas ventajas las pymes aumentan su interés por el renting flexible de vehículos electricos. Pero no sólo ellos se sienten atraidos. El 74 por ciento de los españoles ya se plantea optar por un vehículo eléctrico y muchos de ellos piensan en contratar para ello operaciones de renting flexible.

Por otra parte, el 63 % indica que la principal razón que tienen para optar por una operación de renting flexible para financiar su movilidad es la despreocupación por todo lo relacionado con los gastos de mantenimiento, reparaciones y seguro que aporta.