domingo, 14 agosto 2022

Entregas y recogidas personalizadas de vehículos, crece la demanda

Nos hemos vuelto cómodos. Y, si pagamos, con más razón. Las entregas y recogidas personalizadas de vehículos son un servicio cuya demanda crece de forma exponencial en los últimos tiempos.

Flotas, alquiladoras, operadoras de renting y servicios de suscripción, talleres, servicios de lavado… son muchas las empresas que las utilizan para aportar valor añadido a sus actividades. Y también muchos los clientes particulares que acuden a ellas para evitarse desplazamientos.

Un servicio en expansión

Las entregas y recogidas personalizadas de vehículos crecen. Cada día es más frecuente ver como alguien llega a una oficina a recoger o a devolver un coche. Su propietario o conductor habitual no tiene tiempo suficiente como para desplazarse al taller a dejarlo para que efectuén una operación de mantenimiento.

O tampoco dispone del tiempo necesario para ir a lavar su coche o para pasar a recoger el coche de alquiler que ha contratado para hacer un viaje. Y lo mismo nos sucede cuando queremos devolver el coche a su propietario.

Los desplazamientos cada vez casan menos con nuestra actividad y horarios, por eso hacemos que otro lo devuelva en nuestro lugar.

Y es que la pandemia nos ha hecho cómodos. Desde 2019, los servicios de entregas y recogidas personalizadas de vehículos están experimentando crecimientos en torno al 40 por ciento anual en su actividad.

1 de cada 3 compradores no va al concesionario

1 de cada 3 compradores de coche ya no pisa el concesionario durante la adquisición del mismo. Y cada vez es más frecuente, especialmente en la compra de vehículos de ocasión, que los compradores o incluso los vendedores no se acerquen a recoger o entregar su vehículo.

Prefieren que se los recojan o entreguen bien en su domicilio particular, bien en su oficina. Para así poder continuar ellos su actividad sin apenas perder tiempo. Las ventajas que ofrecen este tipo de servicios cada son más y de ahí el que su actividad se extienda.

Ahorro de tiempo, elección de horarios, evitar desplazamientos innecesarios, disponibilidad sin necesidad de pedir el favor a un tercero que les desplace o les recoja en el punto de entrega o recepción,… los argumentos a favor del usuario cada vez convencen a más particulares

Pero ¿y las empresas? Para ellas ofrecer estos servicios a sus clientes supone un plus añadido. Su disponibilidad les aporta igualmente muchas ventajas. En su gran mayoría, lo contemplan como una mejora para los ratios de calidad de sus servicios al cliente, una mejora de la experiencia que le ofrecen y, desde luego, un importante efecto en cuanto a imagen se refiere.

La pandemia extendió su uso

Por poner un ejemplo, se estima que 1 de cada 3 compradores de coche ya no pisa el concesionario durante el proceso de adquisición de su vehículo. Además de consultar o recibir la información por internet, cada vez es más frecuente que elija la entrega a domicilio del vehículo.

La pandemia hizo además que el uso de este tipo de servicios se extendiera aún más. Tanto las empresas como los compradores de coches optaron por el para solventar tanto las restricciones a la circulación como las medidas sanitarias. Eso hizo que muchos lo conocieran de primera mano y, ahora que lo han probado, no quieren dejar de usarlo.

El incremento que las entregas y recogidas personalizadas de vehículos han experimentado viene de la mano del fuerte aumento de la presencia de nuevos operadores en el sector. Por  la proliferación de brókeres en el mercado del renting, el aumento de marketplaces de venta de vehículos de todo tipo, el inicio de la actividad de las plataformas online,

Igualmente, la incorporación de estos servicios a los talleres de marcas y concesionarios, los nuevos usos de los sistemas de pago por suscripción o por uso del coche también han fomentado su actual éxito.

En cuanto a la tipología de los usuarios, también es nueva. Su perfil ha cambiado con respecto al que habitualmente tenían los clientes antes de su elevado crecimiento.

Nuevo perfíl de clientes

Los nuevos clientes son jóvenes, profesionales, nativos digitales, que han adquirido o personalizado sus vehículos por ordenador, tableta o teléfono móvil y están habituados a procesos de compra o de devolución de bienes y servicios a través de estos mismos medios.

Los servicios de entregas y recogidas personalizadas de vehículos demandan una gran flexibilidad. Esto exige establecer procesos logísticos especialmente adaptados y conformados para poder aportar dicha flexibilidad, y establecer así productos de elevada calidad que los clientes aprecien.

Servicios adaptables a cada cliente, que permitan operativas en el lugar, tiempo y forma que cada cliente selecciona. Servicios con una trazabilidad de todo su proceso desde el inicio del mismo hasta su final. Una trazabilidad cuyo único fin es hacer transparente toda la operativa para que el usuario pueda visualizar en todo momento donde está su coche.

De esta manera se pueden satisfacer las expectativas de los usuarios del servicio y disipar sus dudas con respecto al mismo. Además, visualizar por donde va el vehículo circulando también contribuye a eliminar dudas respecto a su funcionamiento. Esto acerca la entrega a la que habitualmente se produce en el concesionario.

Extensión de la marca a la que representan

En este sentido, las empresas que prestan estos servicios de Entregas y recogidas personalizadas de vehículos se convierten ante los clientes en una extensión de las marcas a las que representan. Para el cliente ellos son el concesionario, la marca, la empresa de renting,…

Los servicios que los operadores de entregas y recogidas personalizadas de vehículos ofrecen han de ser por tanto tan completos o más que los que las empresas representadas aportan, y de igual o aun mayor calidad.

Los operarios de estos servicios han de contar por tanto con una formación adecuada para realizar su labor. Esto no solo incluye el manejo de los distintos vehículos , también su manipulación, almacenamiento, proceso de entrega o recogida, etc.

Además,, en muchas ocasiones también han de conocer el vehículo que están entregando a fondo, especialmente en las entregas de coches a los clientes, a fin de poder explicar su funcionamiento o responder certeramente a cualquier cuestión sobre el mismo que el cliente les plantée.

Distintos tipos de servicio

Empresas del sector, como CarSet establecen así distintos niveles para diferentes tipos de servicios. Porque no es lo mismo entregar un vehículo eléctrico que uno histórico, que gestionar los traslados de una flota o que realizar entregas en territorio nacional o en otros países.

Sus trabajadores han sido formados para enseñar de forma pormenorizada todas las características de los vehículos a los clientes en el momento de las entregas, así como a verificar el estado de los mismos en el momento de las recogidas.

Las entregas y recogidas personalizadas de vehículos llevan produciéndose desde hace muchos años, pero su número se ha incrementado.

Desde siempre han sido consideradas como un servicio Premium por concesionarios, talleres, operadores de renting, etc. Además han aportado un importante valor a la marca, especialmente en las operativas llevadas a a cabo en zonas rurales.