comscore

Volkswagen confirma el ‘coche del pueblo eléctrico’

En una iniciativa que quiere dar sentido al significado de Volkswagen (coche del pueblo), la marca alemana pretende revolucionar el mercado europeo con la introducción de vehículos eléctricos asequibles; en concreto la marca alemana habla de un modelo con un precio de 20.000 euros… Y algo más, creado en Europa y para Europa. El estreno mundial de estos modelos está previsto para 2027 y busca democratizar el acceso a los vehículos eléctricos, manteniendo la calidad, tecnología y diseño característicos de la marca.

El objetivo de este modelo es, como ocurrió con el Beetle o más tarde con el Golf, convertirse en referencia también en la movilidad eléctrica. Así lo afirma Oliver Blume, CEO del Grupo Volkswagen al destacar lo que han significado históricamente las marcas del grupo en la vida de muchas generaciones. «Son muchas las generaciones que asocian las marcas del Grupo Volkswagen con su primer coche y con una movilidad asequible. Como grupo con marcas fuertes, seguimos asumiendo esta responsabilidad social hasta el día de hoy. Por eso estoy muy satisfecho de que estemos lanzando un proyecto orientado al futuro. Se trata de la movilidad eléctrica de acceso de Europa para Europa».

20230313173923 Motor16
De izquierda a derecha: Oliver Blume, CEO del Grupo Volkswagen; Thomas Schmall, CEO de la marca Volkswagen en un acto con François-Philippe Champagne, Ministro de Innovación, Ciencia e Industria de Canadá.

En los mismos términos se ha pronunciado Thomas Schäfer, CEO de la marca Volkswagen y responsable del grupo de marcas Core del grupo alemán: «Nuestra promesa de marca es: movilidad eléctrica para todos. En el grupo de marcas Core cumplimos esta promesa. A pesar de su atractivo precio, nuestros coches eléctricos marcarán la pauta en el segmento de acceso en términos de tecnología, diseño, calidad y experiencia del cliente».

El anuncio de Volkswagen se produce tras la ruptura de negociaciones con Renault

Volkswagen ha anunciado su plan tras la ruptura de las negociaciones con Renault sobre el desarrollo conjunto de pequeños vehículos eléctricos de batería. Este proyecto se centrará en la producción localizada en Europa, lo que ayudará a reducir las rutas de transporte de componentes y disminuirá las emisiones. Y a pesar del precio reducido, los modelos de entrada establecerán estándares en términos de tecnología, diseño y calidad, con niveles de calidad europeos.

Volkswagen está desarrollando actualmente desarrollando lo que llama su «familia de coches eléctricos urbanos», similar en tamaño al VW Polo. Un proyecto anterior a este y por el que la empresa planea presentar cuatro coches eléctricos de esta familia con precios por debajo de los 25.000 euros a finales de 2025. Estos incluirán dos nuevos hatchbacks eléctricos, uno de VW denominado ID2 y otro de Cupra, así como dos pequeños SUV, uno de Škoda y otro de VW. Todos estos modelos se fabricarán en España.

2023 Volkswagen ID.2all. Imagen portada.

Para este nuevo proyecto hay también un recorrido por tres de las marcas del grupo, las que se concentran en el grupo Core. El hatchback de entrada de la marca Volkswagen se llamará ID1 y será el sucesor del e-Up, que ya no está en producción. Skoda y Seat también tendrán modelos basados en el mismo desarrollo. Y aunque aún no se ha especificado el lugar de producción de estos BEVs de entrada, se rumorea de que la República Checa podría ser una posible ubicación.

El eléctrico de Volkswagen, una estrategia para defenderse de los fabricantes chinos

Este movimiento de Volkswagen por favorecer la implantación de la movilidad eléctrica con modelos más asequibles se produce en un momento en el que todos los fabricantes están tomando posiciones. Así, por ejemplo, las marcas chinas están expandiéndose en la región con modelos más baratos. BYD, por ejemplo, planea ofrecer su hatchback Seagull en Europa el próximo año a un precio inferior a los 20.000 euros. Otros fabricantes están tomando otros caminos para competir con el empuje de los asiáticos. Es el caso de Stellantis que ha anunciado que venderá coches de su socio chino Leapmotor en Europa a partir de septiembre.

El movimiento dado por Volkswagen que significa además un empuje a la industria europea, necesita, según Blume, el CEO del consorcio alemán apoyo político para el éxito de esta iniciativa: «Con ello combinamos un claro compromiso con Europa como emplazamiento industrial, una política industrial europea y, en última instancia, una actuación a favor de la innovación».

Schäfer además, pone de relieve la necesidad de unas condiciones políticas y económicas que permitan a las marcas competir con los nuevos fabricantes chinos: «El futuro es eléctrico. Para que la movilidad eléctrica se generalice, se necesitan vehículos atractivos, especialmente en el segmento básico. Esta tarea se ha vuelto más exigente debido al aumento de los costes de la energía, los materiales y las materias primas. Una cosa es evidente: la movilidad eléctrica de Europa para Europa sólo puede tener éxito con apoyo político y unas condiciones de mercado competitivas».