domingo, 22 mayo 2022

Ferrari 296 GTS: emociones híbridas a cielo abierto

La familia seis cilindros de Ferrari crece con el Ferrari 296 GTS, la variante descapotable del Ferrari 296 GTB. La fórmula es idéntica: una mecánica híbrida enchufable de 830 CV y dos plazas, pero con un techo duro retráctil que permite mejorar la experiencia de conducción.

Desde hace décadas, todas las berlinettas de Ferrari han estado disponibles con carrocería coupé y descapotable. El Ferrari 296 GTB no podía ser menos. Ya te adelantamos hace unos meses que Ferrari estaba preparando la versión Spider de este supercar y no se ha hecho esperar. Se llama Ferrari 296 GTS y propone la misma fórmula que el 296 GTB, pero a cielo abierto.

De esta forma, el seis cilindros híbrido enchufable de Ferrari sigue el mismo camino que sus hermanos de ocho cilindros, los Ferrari F8 y Ferrari SF90. Al igual que ellos, apuesta por un techo duro retráctil que se abre y cierra en cuestión de segundos. Cuando se desmonta, se oculta detrás del habitáculo y deja suficiente espacio para que el motor siga a la vista a través de una cúpula de cristal.

Aerodinámica activa

Este esquema consigue que la aerodinámica del Ferrari 296 GTS sea prácticamente igual de buena que la de su hermano coupé. Para conseguirlo, el 296 GTS recurre a soluciones de aerodinámica activa que ya hemos visto en el 296 GTB. Como el alerón trasero activo, que genera hasta 360 kg de carga adicional a alta velocidad y también ayuda a frenar el coche. También cuenta con aletas móviles en el difusor o con un spoiler delantero que cambia de posición en función de la conducción que practique en cada momento.

La mecánica del Ferrari 296 GTS es idéntica a la del Ferrari 296 GTB. Utiliza un conjunto híbrido enchufable formado por un bloque V6 turbo de 3.0 litros que desarrolla 663 CV y un motor eléctrico que proporciona hasta 167 CV.

Su potencia máxima combinada es de 830 CV y la energía eléctrica viene dada por una batería de 7,45 kWh de capacidad ubicada detrás de los asientos, en el suelo del coche. Permite al Ferrari 296 GTS recorrer unos 25 km en modo 100% eléctrico, no es suficiente para brindarle la etiqueta CERO de la DGT, pero sí el distintivo ECO.

830 CV directos a las ruedas traseras

Los 830 CV van directos a las ruedas traseras a través de una caja de cambios DCT de doble embrague y ocho relaciones. Es la misma transmisión que emplean los Ferrari SF90 Stradale y Spider, Ferrari Roma, Ferrari Portofino M y, obviamente, Ferrari 296 GTB.

Teniendo en cuenta que el Ferrari 296 GTS detiene la báscula en 1540 kg, es decir, apenas 70 kg más que el Ferrari 296 GTB, sus prestaciones son similares. También acelera de 0 a 100 km/h en 2,9 segundos, mientras que para alcanzar los 200 km/h desde parado apenas necesita 7,6 segundos, es decir, 0,3 segundos más que el coupé.

El Ferrari 296 GTS es tan rápido como el coupé

Su velocidad máxima es superior a los 330 km/h y se detiene por completo desde los 200 km/h en 107 metros. Según Ferrari, su tiempo por vuelta en Fiorano es de 1’21”80, únicamente 8 décimas más lento que el Ferrari 296 GTB. Es igual de rápido, pero permite disfrutar de estas prestaciones a cielo abierto.

Aquellos que necesiten todavía más pueden optar por el acabado Fiorano. Además de incluir una decoración especial basada en el Ferrari 250 LM, esta alternativa incluye mejoras aerodinámicas y es algo más ligera que el Ferrari 296 GTS estándar. Cuenta con amortiguadores Multimatic derivados de las carreras de GT y enfocados al uso en pista, apéndices de fibra de carbono en el paragolpes delantero y materiales más ligeros en el interior y el exterior.