jueves, 18 agosto 2022

Everrati y Superformance ya tienen su GT40 eléctrico

El especialista británico Everrati y el artesanal fabricante americano Superformance acaban de mostrar al mundo entero la primera de sus obras conjuntas. Se trata de este impresionante GT40, que esconde una poderosa mecánica eléctrica. Así se convierte en una pieza de culto para millonarios entusiastas que quieren lo mejor del pasado y del presente.

Corría el mes de julio del año pasado cuando Everrati y Superformance anunciaban un acuerdo de colaboración para fabricar vehículos excepcionales. Y con mecánicas totalmente eléctricas. Tenían claro que su primer proyecto tomaría como punto de partida el legendario deportivo de la firma del óvalo azul. Y es que como sabrás, el fabricante Superformance cuenta con la licencia de Ford y de Shelby para continuar produciendo perfectas reproducciones del icónico GT40. Entre otros modelos de antaño, que incluso mejora y a los que equipa con poderosas mecánicas… hasta la fecha de combustión.

Superformance fabrica este GT40 y Everrati instala la mecánica

Everrati Superformance GT40 eléctrico. Imagen exterior frontal.

“Preparar para el futuro un automóvil del estatus legendario del GT40 es tanto un privilegio como una responsabilidad desafiante”, dijo Mike Kerr, director de ingeniería de Everrati. “La calidad y la autenticidad son de suma importancia en cada etapa. Es por eso que en Everrati insistimos en que todo el proceso de diseño y desarrollo se documente y controle mediante prácticas derivadas de OEM”.

Sobre la base de un GT40 construido de forma totalmente artesanal por Superformance en su taller de Florida, Everrati coloca dos sensacionales motores eléctricos de imanes permanentes. Uno por cada rueda trasera. Hablamos de que entre ambos son capaces de producir 597 kW de potencia, que son unos 811 CV. También entregan un par máximo de 800 Nm. Todo ello hace que pueda acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 4,0 segundos y alcanzar una velocidad máxima superior a los 200 km/h. Esperemos que sea bastante más que eso.

Pesa menos que un GT40 original y tiene mejor reparto de pesos

Everrati Superformance GT40 eléctrico. Imagen radiografía trasera.

Detrás de sus dos únicos asientos, donde en el resto de GT40 se ubica un poderoso V8 atmosférico, además de en los montantes laterales, Everrati instala las baterías. Son de iones de litio y tienen una capacidad de 60 kWh. Todo ello ha permitido optimizar al máximo el reparto de pesos, que en esta criatura se sitúa en un 40% delante y en un 60% detrás. Eso es mejor que el reparto 38/62 que tiene un GT40 original allá por 1966.

Esas baterías, que tienen tecnología de 700 voltios, admiten recargas rápidas a un máximo de 80 kW. Esto les permite pasar del 20 al 80% de su capacidad en cuestión de 45 minutos. Y en ese tiempo acumulan energía para recorrer 125 millas. Más de 200 kilómetros.

No es una autonomía como para tirar cohetes, pero Everrati y Superformance tenían como objetivo no lastrar en exceso su GT40 eléctrico. Para que lo tengas en cuenta, esta criatura apenas pesa 1.320 kilos. Y eso son 47 kilos menos de lo que pesaban los Ford GT40 que compitieron en las 24 Horas de Le Mans cuando sus depósitos de carburante estaban llenos.

Promete una experiencia de conducción única. Más aún en Race Mode

Everrati Superformance GT40 eléctrico. Imagen estudio interior.

Para acercar aún más la experiencia de conducir este GT40 ‘0 emisiones’ a los originales, los chicos de Everrati lo dotan de un programa llamado ‘Race Mode’. Y presenta algunas características a tener en cuenta. Para comenzar, al activar este programa entran en acción dos generadores de sonido que ofrecen una banda sonora a escape de V8 con hasta 110 decibelios. Equiparable a un concierto de rock & roll. Eso en el exterior, porque los asientos también integran unos altavoces para aumentar el realismo.

Por si no fuera suficiente, este GT40 está conectado a una palanca de cambios. A base de simuladores, permite a los conductores ‘cambiar de marcha’ proporcionando una pausa momentánea en la entrega de potencia y en el sonido entre ‘cambios’.

Frente al asiento del conductor se ha instalado también una avanzada pantalla que mantendrá informado a su afortunado piloto. Inspirada en los simuladores de conducción, muestra información de todo lo referente a su mecánica eléctrica. Este GT40 estará equipado también con un sistema que registra todos sus datos, que pueden ser enviados de manera inmediata a Everrati para diagnosticar cualquier problema que pueda surgir en cualquier parte del mundo.

El precio del primer GT40 eléctrico es ‘top secret’

Everrati Superformance GT40 eléctrico. Imagen estudio trasera.

“El equipo de ingeniería de Everrati está inmensamente orgulloso de haber recibido el honor de crear el único GT40 eléctrico en el mundo que figura en el Registro Oficial de Shelby”, dijo Kerr. “Nuestra avanzada tecnología de compromiso visceral centrada en el conductor permitirá a los conductores acceder a una experiencia auditiva totalmente inmersiva y reavivar el romance de la era en la que el GT40 dominó las 24 Horas de Le Mans en la década de 1960, en una nueva era de movilidad eléctrica sin emisiones.”

Como te podrás imaginar el precio de este GT40 eléctrico se mantiene en absoluto secreto. Sin embargo siempre puedes llamar a Everrati para informarte y también para que te apunten en la lista de selectos clientes, porque ya admiten pedidos de esta maravilla.