viernes, 19 agosto 2022

La Casa Blanca dice que Tesla fabricará cargadores para el resto de usuarios

Tesla va a jugar un papel fundamental en la nueva Ley de Infraestructura Bipartidista que se aprobó en Estados Unidos. En ella varias empresas del sector de la electromovilidad se han comprometido a construir e instalar cargadores para vehículos eléctricos por todo el país. Y el gigante de California es una de ellas.

Tanto es así que Tesla se ha comprometido a producir nuevos equipos de sus famosos Supercharger, que podrán ser utilizados por usuarios de vehículos eléctricos de otras marcas. Y esto lo acaba de anunciar la propia Casa Blanca en un comunicado.

Los Supercharger de Tesla se podrán usar por otras marcas

“A lo largo de este mismo año, Tesla comenzará la producción de nuevos equipos Supercharger que permitirán a los conductores de vehículos eléctricos que no sean Tesla en América del Norte, usar la red Supercharger de Tesla”. Eso es lo que se lee en la hoja informativa de la Casa Blanca titulada “La administración Biden-⁠Harris cataliza más de $ 700 millones en Compromisos del sector privado para hacer que la carga de vehículos eléctricos sea más asequible y accesible”.

Esta medida forma parte de un paquete que incluye inversiones del sector privado por valor de unos 700 millones de dólares (688 millones de euros). Con esta inversión se espera instalar 250.000 nuevos puntos de recarga pública cada año, además de 2.000 nuevos puestos de trabajo. Aunque no es una solución para todos los problemas que conlleva el vehículo eléctrico, se trabaja en la dirección correcta.

En Europa ya hay Supercharger que ya no son exclusivos: en España son 118

La ansiedad por la autonomía se considera una de las mayores preocupaciones de todo conductor de un vehículo eléctrico. Y eso genera muchas incertidumbres a futuros clientes. Pero todo ello podría reducirse de forma drástica con una red de cargadores públicos más extensa, cosa que también debería suceder no solo en Estados Unidos. Los conocidos Supercharger de Tesla están considerados como unas de las estaciones de carga más sencillas de utilizar. Pero hasta la fecha eran de uso exclusivo para clientes de la firma de California. Cosa que como sabrás ha cambiado en Europa, donde Tesla ha abierto unos cuantos puntos a usuarios de otras marcas de vehículos eléctricos.

Se dice que para que estos Supercharger de Tesla se puedan utilizar por otras marcas, deberán instalar un conector de carga CCS. Y seguro que también requiere algún retoque de su software.

Además de Tesla, marcas como Siemens también planea fabricar 1.000.000 de cargadores para vehículos eléctricos en los próximos cuatro años. También la empresa Electrify America tiene 450 millones dólares (442 millones de euros) a la espera para implementar 10.000 cargadores ultrarrápidos en 1.800 estaciones de carga en un futuro cercano.