martes, 27 septiembre 2022

El Aiways U6 se convierte en un atleta de fondo

Hace unas semanas ya avanzamos los test invernales de este atractivo modelo coupé. Ahora un total de ocho vehículos definitivos de calle completaron 240 días de ensayos en la zona de pruebas de investigación automovilística de Yancheng Zhongqi (China). Cada uno de los coches completó cerca de 400.000 kilómetros. Aiways estima que la distancia total hasta ahora, durante el proceso de I+D del U6, equivale a unos 1,2 millones de kilómetros.

Estas sesiones permitieron a los ingenieros de la marca optimizar la durabilidad de la estructura, el sistema de propulsión y el rendimiento del vehículo. También se analizaron la resistencia estructural, la calidad del montaje y el sistema de propulsión, junto con la fiabilidad, el consumo y la potencia, así como el ruido, la vibración.

Más de 150 ciclos de pruebas diferentes

El U6 ha sido sometido a más de 150 ciclos de pruebas en condiciones cambiantes en carretera y a ensayos de dureza, como fase previa a la conducción en condiciones reales.

Los ingenieros incluso probaron el vehículo en condiciones de uso indebido, como técnicas de conducción deficientes, para garantizar que el rendimiento del U6 siempre sea el mejor.

El U6 alcanzó sin problemas una velocidad máxima regulada electrónicamente de 160 km/h, con una aceleración de 0 a 100 km/h en menos de siete segundos. El vehículo está equipado con el servofreno de Bosch de segunda generación. El iBooster tiene un sistema de control de frenos ESP hev desarrollado específicamente para vehículos híbridos y eléctricos.

El iBooster, un freno electromecánico independiente del vacío, se combina con el módulo ESP hev para permitir una acumulación de presión más rápida y una menor distancia de frenado. El sistema inteligente ayuda a la unidad de frenado a responder tres veces más rápido que los frenos convencionales.

Una capacidad de frenada contundente

La distancia de frenado real del Aiways U6 partiendo de una velocidad de 100 km/h es de 34,4 metros. Se ha sometido a pruebas fuera del asfalto cubriendo 55 tipos de superficies diferentes a lo largo de 1.000 ciclos de prueba.

Seis juegos diferentes de neumáticos de baja resistencia han sido evaluados más de 40 veces para mejorar la rigidez y el agarre. El fin es obtener una mayor precisión de la dirección y un rendimiento óptimo, teniendo en cuenta también el NVH, la comodidad y el consumo.

Esto sentó las bases para la optimización del chasis. Aiways se asoció con Prodrive, una empresa especialista en ingeniería de rendimiento y deportes de motor. El chasis fue perfeccionado en diversas carreteras lo que permitió mejorar la rigidez de los resortes delanteros y traseros y las barras estabilizadoras.

Mayor precisión en curva

Gracias a la puesta a punto de la dirección asistida eléctrica responde con mayor fidelidad a las maniobras del volante. Esto suaviza los cambios de carril y le permite trazar las curvas con más precisión. Además se asegura que la posición de la carrocería sea estable y equilibrada, lo cual mejora aún más la facilidad de maniobra.

El sistema de frenado ha dado un paso y se ha adaptado a la configuración del chasis, incluyendo ajustes en la fuerza lineal en el pedal de freno. También en la respuesta rápida y sensible del sistema de control de tracción y el tiempo y la precisión de intervención del ESP.

Estas rigurosas y exigentes pruebas aumentarán la resistencia de la carrocería, el rendimiento y las prestaciones de seguridad del SUV U6 coupé.