lunes, 4 julio 2022

Porsche 911 Hoonipigasus. Así es esta bestia

Porsche (o más bien el grupo Volkswagen) ha decidido poner al expiloto de Ford y actual piloto de Audi, Ken Block, a los mandos del Porsche 911 Hoonipigasus. Este recuerda al 911 RSR y con una estética un tanto llamativa, que no ha sido construido por la propia gente de la fábrica de Zuffenhausen, sino de BBi Autosport.

Un coche de carreras

Este Porsche modificado ha sido denominado como “Hoonipigasus”. Su apariencia destaca a primera vista, sobre todo por su color ‘Pink Pig’ basado en el Porsche 917/20 de 1971, los adornos en la misma y un gran alerón.

Una bestia bajo el capó

En el corazón de esta creación se esconde un salvaje motor biturbo de seis cilindros en línea de 4.0 litros que produce una potencia de 1420 CV. Toda esta potencia se remite a ambos ejes, convirtiéndolo así en un auténtico coche de carreras.

Preparado para el límite

BBi Autosport ha sido diseñado con una suspensión ajustable en altura que utiliza coordenadas GPS basadas en la telemetría de Pikes Peak del año pasado. Esto le permitirá ser regulado dependiendo del trazado del circuito correspondiente para adherirse a la pista de la mejor manera posible.

Ligero como el aire

Como buen coche de carreras, todos sus elementos se ven reducidos en cantidad, o la calidad de sus materiales (normalmente fibra de carbono). Esto lo que consigue es que el peso baje de manera muy considerable. También es el caso de este Porsche 911 Hoonipingasus que marca una cifra de 1.000 kilogramos.

Para qué se ha creado

El Porsche 911 Hoonipigasus participará en The Race to the Clouds el próximo 26 de junio y el mencionado piloto, Ken Block estará a sus mandos en la cima de Pikes Peak en Colorado, Estados Unidos. Este año 2022 marca la carrera número 100 del PPIHC y el automóvil competirá en la clase PPO (Pikes Peak Open).
El evento de este año no será la primera participación de Ken Block en Pikes Peak. Este usó un auto de rally del Grupo N con 203 CV en 2005 durante su primer año en las carreras. Más tarde, en 2017 se le pudo ver en un Ford Mustang Hoonicorn RTR V2 de 1965 protagonizando la película “Climbkhana: Pikes Peak”. Este contaba con 1.420 CV, al igual que el Porsche 911 Hoonipingasus.
Para aquellos que no están familiarizados con Pikes Peak International Hill Climb, se trata de un recorrido enormemente desafiante. Consta de casi 20 kilómetros en el que hay 156 giros y una ganancia de elevación de 1.440 metros. En la línea de meta, los conductores se encuentran a la friolera de 4.302 metros sobre el nivel del mar.