miércoles, 8 febrero 2023

El Dakar 2023 ha sacado el mazo y recupera su crueldad

En su ecuador y al llegar a la jornada de descanso de Riad, la edición número 45 del
Dakar ha cumplido los objetivos de sus organizadores.
Normalmente antes de cada
edición se acude al tópico de la dureza de la famosa prueba de resistencia, aunque
luego la realidad -sobre para los profesionales- desdiga en muchas ocasiones el
tópico, singularmente desde la llegada del Dakar a Arabia Saudí. Sin embargo, a
falta de confirmar a los ganadores finales en 2023, puede decirse que el Dakar ya
ha ganado
.

“Para mí, está siendo más duro de lo que me imaginaba. Pensaba que habría mas
navegación y menos dureza. Pero no hemos visto tíos perdidos como el año pasado,
hay mucha dureza, más que dureza, es la realidad de lo que era un Dakar antes”.
Ausente Nani Roma en esta ocasión debido a sus problemas de salud, sigue de
cerca la prueba en contacto diario con algunos de sus rivales
. Parece que David
Castera y el ASO, los organizadores de la prueba, escucharon a los participantes
para esta edición 2023.

El Dakar llega al ecuador de la carrera

Toyota Dakar 2023. Imagen.

Efectivamente, las polémicas pérdidas de rumbo de los principales protagonistas
en coche y moto en 2022 han brillado por su ausencia. La famosa primera etapa y
sus “way point” ocultos provocó un gran desbarajuste entre muchos protagonistas,
entre ellos, el propio Carlos Sainz. Las críticas no se hicieron de esperar, y alguna
justificación tendrían cuando David Castera ha corregido la filosofía de esta
edición
. Las altas velocidades medias que alcanzaba el Dakar entre los primeros
espadas tenían que ser corregida, y se utilizó el road book para ello, además de
intentar dar más preponderancia a la navegación, aunque de forma discutible. “El
año pasado hablábamos con los ingenieros de intentar pasar de 150 km/h a 170,
porque a veces íbamos 15 km a fondo y teníamos que mejorar esto. Hubo un día
que estuvimos 32 km a fondo, y solo levantamos dos veces” explicaba Nani Roma.
El objetivo se logró a medias. Para la edición 2023 se decidió incrementar la dureza del recorrido a costa de una navegación menos ‘artificial’.

El recorrido en la primera semana ha sido demoledor. Tanto, que el propio Castera
decidió cancelar la etapa del pasado viernes
. Las lluvias complicaron más si cabe la
situación cuando el inundado campamento de Al Duwadimi no pudo ser utilizado
el día de Reyes y los pilotos de motos tuvieron que rodar hasta mil kilómetros en
una jornada. Bajo la lluvia, llegaron de noche al campamento. “Los pilotos de moto
están agotados y no quiero correr ningún riesgo. Sé cómo es, sé por lo que están
pasando», explicaba el director, antiguo piloto de moto en el Dakar. “Veo que hay
mucho cansancio físico, sobre todo entre los amateurs, pero también entre los
profesionales, lo que hizo sonar algunas alarmas, así que decidimos cancelar la
etapa de motos de mañana (la del sábado día 6, las más larga del Dakar).

El Dakar pasa una gran factura a los pilotos aficionados

Buggy Dakar 2023. Imagen.

Los organizadores incluso ofrecieron a los protagonistas de la categoría Original by
Motul (corren sin asistencia) dormir a cubierto ante las adversas circunstancias
meteorológicas. Porque si la prueba está siendo particularmente dura para los
profesionales, mejor preparados y atendidos
, qué no será para la mayoría de la
caravana en dos ruedas, pilotos aficionados que solo persiguen poder terminar la carrera.

“Me gusta cuando es duro, y este se está convirtiendo en un Dakar muy duro”,
reconocía Adrian Van Beveren. “no estoy seguro de haber conocido uno tan duro”.
La mayor parte de las etapas de la primera semana superaban los 400 kilómetros
cronometrados, aunque una de ellas fuera acortada y otra cancelada. Aún así, los
participantes en moto sufrían un castigo considerable, incrementado por el
extraordinario ritmo que están imponiendo el grupo de líderes. La llegada de
algunos jóvenes como Mason Klein, Skyle Howes o Nacho Cornejo obliga a los
veteranos (Barreda, Price, Walkner) a imprimir un ritmo extraordinario. Dos de los
ganadores de las tres últimas ediciones no pasaron de la tercera etapa: Sam
Sunderland, ganador de 2022, cayó el primer día, junto con Bradley Cox, el hijo del mítico Alfie Cox. Ricky Brabeck, (2020) abandonó el tercer día por otra caída. Antes de la jornada de descanso, Joan Barreda y Toby Price también salieron por los aires, suerte que milagrosamente no tuvieran que abandonar
.

Se han enfrentado a etapas con más de 400 kilómetros

Prodrive Dakar 2023. Imagen.

La dureza del recorrido y el ritmo están otorgando a la categoría de motos una
condición épica. Al llegar a la jornada de descanso, tan solo 8 minutos y medio
separaban a los ocho primeros clasificados
. El español Joan Barreda cerraba este
grupo. Cuando el ritmo se incremente más si cabe para marcar diferencias, en la
segunda semana suelen llegar las caídas. Aunque la exigencia del recorrido no será
la misma, como avanzó David Castera.

La expresión de cansancio de Carlos Sainz al terminar la segunda jornada hablaba
por sí misma. La etapa fue lenta, superó los 400 km de pistas lentas y pedregosas
que exigían una concentración total para evitar los pinchazos
. Sebastian Loeb ya
cayó aquí. En coches, sus tripulantes fueron muy castigados en sucesivas jornadas
con etapas largas y de terreno exigente. “Para lograr un buen tiempo tienes que
hacerte daño. Es como en un combate de boxeo, saltamos en la hierba de camello,
golpeamos las pequeñas dunas. Si no haces eso, no logras un buen tiempo. Para el
cuerpo no es genial, creo que el trabajo de un boxeador es más fácil que el de un
piloto de rally raid”, explicaba Peterhansel.

Un Dakar muy duro para los pilotos de Audi

Audi Dakar 2023. Imagen.

Pero ya no solo se trataba del recorrido en sí, sino también de las circunstancias
ambientales que han acompañado la prueba
, con frío (más dureza para quien
duerme en tiendas) y lluvia. “Básicamente, cuando la arena es húmeda, todo es
más duro. Todas estas zonas de hierba de camello son como cemento, nosotros
estamos al límite de lo que el coche puede asumir, y lo que nos limita ahora es el
cuerpo, lo que el cuerpo humano puede soportar”. Los pilotos de Audi quizás
sufrieron más que los de Toyota o Prodrive por la naturaleza y rigidez del e-tron2.

En la categoría de coches, la prueba podría cumplir el pronóstico previo de David
Castera. “El Dakar se ganará en la primera semana, y la segunda debería ser para
conservar la ventaja (del líder al llegar a la jornada de descanso)”
. Peterhansel,
Eriksson y Loeb ya se habían quedado descolgados en la tercera. Peterhansel y
Sainz quedaron desafortunada y rocambolesca eliminados en la sexta etapa,
mientras atacaban para recortar diferencias con un Nasser Al Attiyah que se
escapaba poco a poco en la general. El qatarí tiene todo a su favor para su quinta
victoria en el Dakar.

“La segunda semana tendrá tres días que se salen de lo normal sobre el resto del
recorrido, habrá dos etapas totalmente en dunas, con una maratón de por medio”.
El Dakar vuelve al famoso ‘Empty Quarter’ un enorme desierto que será
protagonista en la última semana, con varias etapas de dunas
. Quizás no resulte tan
dura como la primera semana, pero, tras lo visto hasta el momento en la edición
2023, el Dakar está haciendo sufrir a aquellos que quieren conquistarle.