miércoles, 6 julio 2022

Caterham Seven 420 CUP: del circuito a tu garaje

Caterham ha aprovechado su experiencia en competición para lanzar un modelo de carreras homologado para circular por la calle. Se trata del Caterham Seven 420 CUP y es, básicamente, un coche del Seven UK Championship Racecar con matrícula.

Cuando pensábamos que Caterham no puede sorprendernos más, la marca británica vuelve a dejarnos con la boca abierta. No es la primera vez que lo hace, pero con el nuevo Caterham Seven 420 CUP va más allá porque ha conseguido matricular un Seven del UK Champhionship Racecar. Al menos en Reino Unido y Estados Unidos.

Una relación peso-potencia increíble

En esencia, el Caterham Seven 420 CUP es un coche de carreras homologado para circular por la vía pública. Con 210 CV no es, ni de lejos, el modelo más potente de la marca británica, pero sí promete ser el más radical en cuanto a puesta a punto se refiere. No en vano, muchos de sus componentes provienen directamente de la competición.

El Caterham Seven 420 CUP ha nacido con el mismo objetivo que el resto de modelos de la firma: utilizarse en circuito. Entonces ¿cuál es la diferencia? La respuesta es sencilla: que está mucho más preparado para ello porque la competición es la parte esencial de su ADN.

El Caterham Seven 420 CUP ha nacido para los track days

El protagonista a nivel mecánico es un motor atmosférico Duratec de origen Ford. Este bloque de cuatro cilindros y 2.0 litros desarrolla 210 CV y entrega un par máximo de 203 Nm. No es mucho, pero teniendo en cuenta que pesa 560 kg, la cosa cambia. La relación peso-potencia del Caterham Seven 420 CUP es de 375 CV por tonelada, por lo que no es de extrañar que acelere de 0 a 100 km/h en apenas 3,6 segundos.

Para dejar claro de lo que es capaz, Caterham ha proporcionado el tiempo por vuelta cronometrado en uno de los circuitos más populares de Reino Unido. La pista de Oulton Park donde se celebran multitud de track days cada año y donde el Caterham Seven 420 CUP se convertirá en un habitual esos fines de semana. El biplaza inglés completa una vuelta en esta pista en un 1 minuto y 45 segundos. Por ponerlo en contexto, el piloto Oliver Webb registró un crono de 1 minuto y 47 segundos con un BAC Mono.

Componentes de competición

Uno de los secretos del rendimiento del Seven 420 CUP es su caja de cambios. Cuenta con una transmisión SADEV secuencial de seis marchas. Pero eso no es todo. También incorpora un diferencial autoblocante y amortiguadores completamente regulables firmados por Bilstein. Opcionalmente puede montar neumáticos Avon ZZR Extreme de tipo semi slick.

Además, el Seven 420 CUP puede equipar asientos de fibra de carbono con bordados exclusivos con el apellido 420 CUP. El logotipo del modelo también está presente en el cuadro de mandos y otras zonas del interior lucen acabados exclusivos, como el túnel de transmisión y los reposacabezas, ambos rematados en Alcantara con costuras rojas.

Solo para Reino Unido y Estados Unidos

Caterham ofrece una enorme lista de opcionales con los que personalizar el Seven 420 CUP. Desde los citados asientos de competición de fibra de carbono hasta un sistema de extinción de incendios, pasando por la calefacción o un sistema de cámaras para grabar todo lo que sucede en circuito. También hay disponible un kit de pegatinas para decorar el exterior.

El Seven 420 CUP ya está a la venta en los concesionarios de la firma inglesa, pero únicamente en los de Reino Unido y Estados Unidos. Eso sí, para que las primeras unidades lleguen a las calles habrá que esperar hasta comienzos de 2023, cuando Caterham inicie su producción. Su precio de partida es de 54.990 libras en Reino Unido y los clientes de Estados Unidos deben consultarlo con su concesionario. En todos los casos, el coche vendrá listo para rodar y no estará a la venta como kit.

El Caterham Seven 420 CUP está hecho para disfrutar

Hablando de la incorporación del Seven 420 CUP al catálogo de Caterham, el CEO Graham Macdonald dijo: “El Seven 420 CUP es, sencillamente, el mejor coche para un día en la pista que jamás hayamos fabricado. Al tomar todo lo que hemos aprendido en el desarrollo de nuestro Seven UK Championship Racecar de primer nivel y adapatarlo al Seven 420 CUP, creemos que hemos creado un automóvil que los conductores de todos los niveles pueden disfrutar conduciendo hacia y en cualquier circuito, sin dejar de experimentar la euforia y el compromiso por los que los Caterham son famosos”.