miércoles, 6 julio 2022

Cambio del parque automovilístico: tendencia o casi obligación

Las nuevas normativas en los centros de ciudad, donde poco a poco se va restringiendo la circulación a muchos vehículos que, pese a que no funcionan mal, complican los desplazamientos y la economía familiar a muchos.

Esto, que hasta ahora estaba ocurriendo en capitales como Madrid o Barcelona se va a extender el año que viene a todos los municipios y ciudades que cuenten con más de 50.000 habitantes, que contarán desde 2023 con una zona reservada a vehículos no contaminantes. La denominada ZBE: zona de bajas emisiones.

¿Qué significa esto? Que ya son muchos los que se han puesto a buscar alternativas para no tener problemas de circulación en sus localidades y, de ahí, que se hayan disparado las búsquedas de coches para su compra y que están informándose para conseguir un préstamo para comprar un coche.

Pero, ¿qué prefieren los españoles? ¿vehículo nuevo o segunda mano? Todo depende de su capacidad de ahorro y de su posibilidad de endeudamiento en caso de necesitar optar por el préstamo por todo el importe.

Comprar un vehículo nuevo, con la crisis que ha habido en la cadena de suministro de algunas piezas, puede suponer una espera de meses hasta tenerlo en el concesionario. Esto ha dinamitado las ventas en el sector de los vehículos de segunda mano y de ocasión.

De hecho, la subida de precios que están experimentando está haciendo que el sector ralentice en cierta medida las ventas aunque, sin duda, está creciendo con respecto al año de pandemia.

Pero, ¿de qué precios se está hablando? En el caso de los vehículos de segunda mano, el coste medio se sitúa algo por encima de los 19.000 euros. Una cifra que contrasta con el presupuesto que se suele necesitar a la hora de financiarlos. ¿Por qué es tan elevado?

“Quien opta por vehículos de segunda mano suele buscar esos modelos que, nuevos, quedan fuera de su presupuesto porque duplican esa cantidad. De hecho, se busca también cumplir con los requisitos para poder circular sin problema” explican.

Precisamente esto es lo que ha terminado de decidir a muchos a la hora de tener en cuenta ciertos aspectos para ir por los vehículos de segunda mano o kilómetro cero, una opción que, a día de hoy, supone casi el 67% de las operaciones de compraventa que se desarrollan en el sector automovilístico.

A la par, lo cierto es que el vehículo de ocasión está incrementando también su coste. Un coche de unos ocho años, a día de hoy, bien mantenido, podría alcanzar un precio de 8000 euros de media, un crecimiento que supone un incremento del 15% con respecto a hace un año.

En las cifras que se solicitan, según los expertos, se mueven en un abanico amplio que habla, precisamente, de la capacidad de crédito de cada particular. Desde 5000 euros hasta los 50.000 de quienes aprovechan para hacerse con un kilómetro 0 que en concesionario superaría los 80.000 euros se mueven los vehículos que se han ido adquiriendo en los últimos meses, siendo las capitales los principales centros de operaciones para renovar, precisamente, la antigüedad de los vehículos.

Sin duda, los 149 municipios que, a partir de 2023 dispondrán de su área ZBE serán los pioneros, tras Madrid y Barcelona, en la renovación de su parque automovilístico. Ya sea por obligación o por ser práctico, el sector de los vehículos de segunda mano, está en pleno auge.