miércoles, 6 julio 2022

Ford E-Transit: ¿compensa pagar el doble?

Ford Pro Vehículos presenta la E-Transit. Sin abandonar su gama con motores térmicos, este icono se convierte también en un modelo exclusivamente eléctrico, en una clara ofensiva de la marca, que contempla hasta cinco vehículos comerciales eléctricos para 2024. Serán el Transit Courier, el Transit Custom, el Tourneo Courier, el Tourneo Custom y nuestro protagonista.

El E-Transit es el primer modelo que abandera la tecnología eléctrica en su gama de comerciales. Primer punto por aclarar. Sigue ofreciendo la misma variedad de gama y nos hay recortes en cuanto a volumen de carga. Por lo tanto contempla versiones Van (furgón con tres plazas), Van Doble Cabina con capacidad para seis personas, y el Chasis Cabina Simple que sirve como base para infinidad de carrozados. Además dispone de tres longitudes diferentes (L1, L2 y L3) y dos alturas (H2 y H3), y presenta cargas de 3,5, 3,9 y 4,25 toneladas.

Mismo volumen de carga que las versiones térmicas

Interior Ford E-Transit.

Se mantiene la versatilidad y volumen de carga (entre 9,5 y 15,1 m3) debido a que la batería de iones de litio se ubica en los bajos del piso, entre ambos ejes. Se ha apostado por un diseño optimizado y unas dimensiones contenidas: 2,12 metros de largo, 1,47 de ancho y sólo 20 centímetros de alto. En todos los casos tiene una capacidad de 75 kWh (68 útiles) y ofrece una autonomía máxima de hasta 317 kilómetros en las versiones N2 y N3, que están limitadas a 90 km/h por normativa. En el caso de la N1, que alcanza ya un velocidad de 130 km/h, el rango de acción se limita a 258 kilómetros.

Dos niveles de potencia

Sí que podremos elegir la potencia del motor eléctrico. Hay una variante con 135 kW (184 CV) y otra con 198 kW (269 CV), aunque el par máximo es el mismo en ambas: 430 Nm. Sí que varía la curva de par para adecuarse a las diferentes necesidades laborales requeridas.

La propulsión siempre es trasera (el motor se ubica en ese eje) y la suspensión es independiente en ambos ejes. La altura al umbral de carga es similar a la de las versiones diésel. Y la rueda de repuesto se incorpora en los bajos, pero en la zona delantera. Curiosamente en el frontal no hay huecos para dejar, por ejemplo, el cable de carga. Las llantas son de 16 pulgadas, en acero o de aleación.

Carga rápida en apenas 34 minutos

La recarga se puede realizar en corriente alterna a 11 kW, operación que necesitará de 7 horas para completarse del 10 al 100%. También se puede realizar en una toma de hasta 115 kW de capacidad en corriente continua (como un Mustang Mach-E). En este caso en apenas 34 minutos se almacena energía hasta el 80%.

Cargador del Ford E-Transit.

Un elemento muy práctico es el denominado ProPower on board. Se trata de un opcional (1.300 euros) que consta de dos enchufes de 2,3 kW en el interior. Son muy útiles para enchufar elementos auxiliares y equipos de trabajo, como herramientas, soldadores…

Probamos la nueva Ford E-Transit

Nos ponemos al volante del E-Transit Van con longitud L3 (5,98 metros) y altura H2 (2,53 metros de alto) con la motorización de 184 CV. Esta combinación pesa 2.540 kilos y tiene una autonomía de 255 kilómetros. El volumen de carga es de 11 m³ y puede remolcar hasta 750 kilos.

Salpicadero Ford E-Transit.

Nos llama la atención lo agradable que resulta y la buena ergonomía que presenta, pese a tratarse de un furgón. Vamos sentados más altos, y más tipo silla que sillón, y la presentación está cuidada, con múltiples espacios para dejar todo tipo de objetos.

Comenzamos nuestro recorrido, prácticamente protagonizado por carretera y autovía. En la gran ciudad será donde mejor se desenvuelva, con la entrega en la última milla como gran beneficio frente a las versiones térmicas (también contempla un horario extensivo de reparto en ciudad debido a su condición de cero emisiones).

Vamos sin carga detrás, con la climatización puesta en plena ola de calor, y con un primer tramo con subidas prolongadas en las que vemos un consumo medio de hasta 36 kWh. Luego, sin tanto esfuerzo, la media se estabilizó en 26 kWh, una cifra muy asumible, aunque habrá que ver qué pasa si fuéramos a plena carga. En cualquier caso tras recorrer casi 80 kilómetros apenas había consumido un 40 por ciento de la batería.

El asistente de conducción nos permite elegir entre los perfiles Eco, Normal y Resbaladizo, aunque su gestión no resulta del todo intuitiva, ya que hay que acudir a la pantalla táctil del salpicadero de 12 pulgadas y efectuar varios pasos después. También contempla un modo ‘L’ que se activa en el mando giratorio que gestiona el cambio automático de una relación. Con esa operación lograremos intensificar la frenada regenerativa al levantar el pie del acelerador, pero no actúa como un e-pedal y habrá que pisar el freno con asiduidad.

Un solo acabado, pero muy completo

La E-Transit sólo se comercializa en España con el acabado Trend. Contempla una generosa dotación, como el sistema de comunicación SYNC 4, navegador conectado para planificar rutas de una manera más eficiente y control de voz mejorado con Amazon Alexa integrado. El módem FordPass Connect de serie permite una conectividad siempre activa con el ecosistema Ford Pro y las actualizaciones de software Ford Power-Up para ofrecer funciones y ventajas adicionales.

Los clientes también se benefician de una suscripción de por vida a FordPass Pro o Ford Pro Telematics Essentials y del acceso a la red de carga del Óvalo Azul durante un año. Los clientes de flotas también reciben un año de acceso gratuito a Ford Pro E-Telematics.

Cubierto el sistema multimedia, también presume de avanzados asistentes, como el de Precolisión con detección de peatones, control de crucero adaptativo inteligente con reconocimiento de señales de tráfico, control del ángulo muerto, aviso de cambio de carril involuntario y mantenimiento de trayectoria, asistente de cruce, freno de marcha atrás al detectar algún obstáculo, cámara 360 grados…

Precio y garantía del Ford E-Transit

El precio del nuevo E-Transit, que ya está disponible en los concesionarios, parte desde los 70.170 euros. Es cierto que es un coste muy elevado si lo comparamos con la versión térmica similar, pero luego hay que valorar otros aspectos. Además de los beneficios a la hora de circular y trabajar en la gran ciudad, añade unos costes de uso mucho más económicos y unas tarifas de mantenimiento que son la mitad que en un diésel. La garantía es de 8 años o 160.000 kilómetros y cubre una eficiencia en la capacidad de la batería del 70%.

Además Ford Pro ofrece un amplio programa de soluciones relacionadas con el nuevo mundo eléctrico. Por un lado Ford Pro Software ofrece servicios telemáticos y de datos, así como mejoras en la productividad de las empresas con la gestión de sus vehículos. Con Ford Pro Recarga la marca se responsabiliza con todo lo relacionado con la carga de sus vehículos comerciales, tanto en puntos públicos, como domésticos o en el trabajo.

Asimismo Ford Pro FinSimple dispone de financiación simplificada y soluciones combinadas, mientras que Ford Pro Servicios contempla concesionarios específicos para vehículos comerciales, asistencia móvil con vehículos-taller y el denominado Ford Live. Este último se localiza en la fábrica de Almussafes y centraliza todas las necesidades de los talleres, adelantándose al aprovisionamiento de piezas, predicciones de averías… todo vía módem. Así nos avisarán con tiempo para pasar una revisión o prevenir un fallo técnico.