Renault Mégane Sport Tourer

Renault Mégane Sport Tourer

El Renault Mégane Sport Tourer corresponde a la carrocería más familiar del Renault Mégane. Es, por tanto, un automóvil del segmento C. El Renault Mégane fue el sustituto en 1995 del Renault 19.

Todos los Renault Mégane son de motor delantero transversal y tracción delantera. A diferencia de otras generaciones del Renault Mégane, la actual, la cuarta (desde 2016), no tiene carrocerías de tres volúmenes y tres puertas (no con este nombre) ni versión descapotable. Solo el Renault Mégane "a secas" y esta, o Sport Tourer. Por eso ambos comparten la mayor parte de elementos como motorizaciones, suspensiones, equipamiento, comportamiento, etc. Básicamente, la diferencia estriba en la forma de la parte trasera de la carrocería con el portón característico de estas versiones.

El Renault Mégane Sport Tourer tiene una longitud exterior de 4,62 metros, 1,81 metros de anchura y 1,44 metros de altura. La distancia entre ejes, o batalla, es de 2,71 metros de longitud. El maletero ofrece una capacidad de 521 litros, que son ampliables hasta los 1.504 abatiendo el asiento posterior. La carrocería de dos volúmenes y cinco puertas del Renault Mégane mide 4,36 metros de longitud exterior y el maletero, en su configuración normal, de 384 litros de capacidad.

Conducción autónoma nivel 2

Entre el equipamiento de serie que tiene, y entre el opcional que puede tener, destacan elementos los faros de leds, llantas de 16, 17 y hasta 18 pulgadas de diámetro, y colores de carrocería que en la última actualización agregaban el Gris Báltico, Gris Highland y Cobre Solar.

La gama se estructura en base a estos niveles de equipamiento: Intens, Life, Zen, R. S. Line y R. S. Line E-TECH, este último la variante híbrida enchufable del Renault Mégane y Renault Mégane Sport Tourer. A elegir, dispone de motores de gasolina, un diesel y el citado híbrido, así como cambio manual de seis velocidades o automático de doble embrague de siete relaciones (EDC).

Las versiones básicas cuentan con una pantalla monocromática de 4,2 pulgadas de tamaño. Los equipamientos Intens, Zen y R. S. Line disponen del sistema multimedia Easy Link, compatible con CarPlay y Android Auto. Destaca la pantalla de 9,3 pulgadas ubicada verticalmente en el salpicadero. También dispone de mandos normales para la utilización o funcionamiento del climatizador, lo que lo hace muy cómodo de usar y sobre todo, intuitivo de verdad.

Puede tener, o tiene, sistemas de alerta de detección de vehículos en el ángulo muerto detectado en los retrovisores exteriores, sistema de alerta de cambio involuntario de carril, sistema de frenada de emergencia, sistema de programador activo de velocidad, sistema de centrado del coche en el carril por el que se circula, etc., dentro de lo que Renault denomina Easy Drive y algunos dentro lo que se denomina Conducción Autónoma de Nivel 2. El acabado R. S. Line pretende ser más de tipo deportivo con, por ejemplo, elementos como la doble salida de escape.

El cuadro de relojes, el que está situado detrás del volante, es de tres tipos. El que es con dos relojes de aguja, el convencional; el que es una pantalla digital de siete pulgadas de tamaño con algunos niveles de personalización en su visualización; y el tercero que es una pantalla de 10,2 pulgadas de tamaño y mejor resolución cuya capacidad de personalización es mayor que la anterior y es de serie, por ejemplo, en el acabado R.S. Line, opcional en otros e imposible de montar en algunos acabados.

Los motores, ahora también híbrido

En gasolina, el primer motor que encontramos es el que corresponde al Renault Mégane Sport Tourer TCe GPF con motor de cuatro cilindros, 1,3 litros de cilindrada, inyección directa, sobrealimentación por turbocompresor, intercooler y 116 caballos de potencia a 4.500 revoluciones por minuto. El par máximo oficial declarado es de 220 Nm a 1.500 revoluciones por minuto.

El segundo Renault Mégane Sport Tourer TCe GPF tiene motor de cuatro cilindros, 1,3 litros de cilindrada, inyección directa, sobrealimentación por turbocompresor, intercooler y 140 caballos de potencia a 5.000 revoluciones. El par máximo declarado oficial es de 240 Nm a 1.600 revoluciones por minuto.

El tercero es Renault Mégane Sport Tourer E-TECH, o híbrido enchufable, que tiene motor de combustión de cuatro cilindros, 1,6 litros de cilindrada, inyección directa y 91 caballos de potencia. Además, cuenta con otros dos motores eléctricos, ambos situados también delante. Uno tiene como misión impulsar el vehículo y generar corriente eléctrica y tiene 67 caballos de potencia, y el otro generar electricidad y es de 34 caballos. La potencia final declarada para esta versión es de 160 caballos de potencia final. Esta versión cuenta con el distintivo ambiental 0 que otorga la Dirección General de Tráfico, DGT y el consumo combinado según ciclo WLTP es de 1,3 litros cada cien kilómetros recorridos.

En diesel hay una única motorización disponible, correspondiente al Renault Mégane Sport Tourer dCi con motor de cuatro cilindros en línea, inyección directa por conductor común, sobrealimentación por turbocompresor de geometría variable, intercooler y 116 caballos de potencia final a 3.750 revoluciones por minuto. El par máximo declaro oficial es de 260 Nm a 2.000 revoluciones por minuto.

A diferencia del Renault Mégane berlina, el Sport Tourer no tiene en su gama la versión R. S. Trophy de 300 caballos de potencia, que resulta, claro está, la más deportiva.

Versiones y precios del Renault Mégane Sport Tourer

Marca Modelo Año Versión Precio

Sigue Motor16
Salon