Mazda 3 Sedán

Mazda 3 Sedán

El Mazda3 Sedán, o berlina, es la carrocería de cuatro puertas y tres volúmenes del Mazda3. Existe otro tipo de carrocería de cinco puertas y dos volúmenes. Pertenece al segmento C y su producción como modelo data desde 2003, cuando sustituyó al Mazda 323.

Por debajo del Mazda3 está el Mazda2, y por encima, el Mazda6. La actual generación del Mazda3 es la cuarta (BP) presentada en el Salón de Los Ángeles en 2018 y muestra lo que la marca llama el lenguaje de diseño KODO mejorado. Para la marca ha sido un modelo clave por su nivel de aceptación y ventas en muchos mercados y en poco tiempo.

El Mazda3 Sedán mide 4,66 metros de longitud exterior, 1,79 metros de anchura y 1,44 metros de altura. La distancia entre ejes es de 2,75 metros y el maletero ofrece una capacidad de 450 litros.

Es de motor delantero transversal y tracción delantera y en el eje anterior monta suspensión independiente tipo McPherson mientras que detrás monta rueda tirada con elemento torsional.

De Origin a Zenith

La gama se estructura en tres niveles de equipamiento. De menor a mayor son el Origin, Evolution y Zenith. El Mazda3 Sedán sobresale por muchos puntos positivos, y entre ellos está el equipamiento. Desde el acabado Origin, dispone de faros de leds, sistema multimedia con navegador compatible con Apple CarPlay y Android Auto y hasta sistema de proyección de datos sobre el parabrisas, lo que se conoce como Head Up Display. También es de serie el programador de velocidad activo, el sistema de aviso de cambio involuntario de carril, el sistema de reconocimiento de señales de tráfico y el sistema de frenada automático con detección de peatones. Es muy completo.

En el acabado Evolution, más costoso, hay que añadir elementos como el acceso sin llave y la cámara trasera, y en el acabado Zenith hay que incluir, con más precio también, más cosas como el equipo de sonido Bose o el sistema de alumbrado adaptativo.

Si se opta por el paquete Safety, se puede disponer de elementos de equipamiento como el detector de fatiga del conductor, alerta de tráfico delante y trasero, y asistente de tráfico y crucero, dentro de lo que es el llamado sistema de visión perimétrica.

Tecnología Skyactiv

En su oferta dispone de tres motores a elegir por el comprador para equipar al Mazda3 Sedán. Todos los con la tecnología Skyactiv de la marca. En el diesel Skyactiv-D (122 caballos), en uno de gasolina es Skyactiv-G y en el otro Skyactiv-X. Todos cuentan con hibridación ligera de 24 voltios y, por tanto, obtienen el distintivo ambiental ECO de la Dirección General de Tráfico, DGT. Dispone de cambio manual de seis velocidades y/o cambio automático de convertidor de par de seis relaciones.

El Mazda3 Sedán Skyactiv-G dispone de un motor atmosférico de cuatro cilindros y 2.0 litros de cilindrada cuya potencia es de 122 caballos a 6.000 revoluciones por minuto. Oficializa un par de 213 Nm a 4.000 vueltas por minuto. Cuenta con hibridación ligera de 24 voltios y el generador de corriente eléctrica es de 7 caballos. La batería es de iones de litio y está ubicada en la parte trasera. Las prestaciones son de 202 kilómetros por hora de velocidad máxima y la aceleración de 0 a 100 km/h es de 10,4". El consumo medio combinado, según datos WLTP, es de 6,0 litros cada 100 kilómetros recorridos.

El Mazda3 Sedán Skyactiv-X cuenta con motor de cuatro cilindros y 2.0 litros de cilindros, inyección directa, intercooler y sobrealimentación por compresor. Así armado, declara 179 caballos de potencia final. También cuenta con la hibridación ligera de 24 voltios mediante un generador de corriente eléctrica de siete caballos de potencia. La batería es de iones de litio igualmente. Con este nivel de potencia, las prestaciones declaradas son de 216 kilómetros por hora de velocidad máxima y la aceleración para pasar de 0 a 100 km/h. es de 8,2 segundos. El consumo medio homologado (WLTP) es de 5,4 litros cada 100 kilómetros recorridos.

El motor más potente, Skyactiv-X, tiene la particularidad, a grandes rasgos, de que funciona con encendido por chispa, como cualquier motor de combustión de gasolina, o por compresión, es decir, como lo hace un diesel. Así combina ambas técnicas, es más suave, silencioso y económico de consumo. Cuando la mezcla es pobre y homogénea (carga baja y media), el encendido de dicha mezcla se produce por compresión y no mediante la chispa habitual que produce la bujía. De esta forma, y como cuando hay mezcla pobre la temperatura en el cilindros es menor, la combustión resultante produce menos óxidos de nitrógeno de gasolina normal e incluso que uno diesel. Para este sistema juega un papel importante el compresor, porque hace más fácil y posible inyectar más aire en las cámaras de combustión y que es necesario para la buscada mezcla pobre.

Versiones y precios del Mazda 3 Sedán

Marca Modelo Año Versión Precio

Sigue Motor16
Salon