Semejante criatura parte de un Yaris convencional y con carrocería de tres puertas, de hecho los GRMN también se fabrican en la factoría de Valenciennes en Francia, junto al resto de los Yaris europeos a un ritmo de siete unidades diarias. Estéticamente no rompe moldes a no ser que te fijes en los adhesivos exteriores, en su salida de escape central, en su alerón posterior, en los detalles en negro brillante… Y es que si te das cuenta, tiene los toques necesarios para que sepas que este Yaris GRMN no es un Yaris 'del montón'.

Artículo anteriorEl nuevo Ford Ranger 2018 introduce tecnología europea para el mercado americano
Artículo siguienteInfiniti Q Inspiration Concept, inspiración para la próxima berlina