Además de la pista ovalada, en el centro de Toledo cuentan también con otros trazados más pequeños para estudiar el comportamiento de los neumáticos en seco y en mojado. También se utilizarán para pruebas de homologación como, por ejemplo, exámenes de ruido.

Artículo anteriorEste es el futuro de la ecomovilidad según Peugeot
Artículo siguienteEl nuevo GMC Hummer EV regresa por todo lo alto