¿Qué hubiera pasado si Infiniti hubiera existido en los gloriosos años del automovilismo de la primera mitad del siglo XX? Esa es la pregunta que la marca de lujo japonesa, fundada en 1989 ha querido responder con este Infiniti Prototype 9 presentado en el Concurso de Elegancia de Pebble Beach. Porque de los lápices de Alfonso Albaisa, vicepresidente de Diseño Global de la marca ha nacido lo que podría ser un 'flecha plateada' con tecnología del siglo XXI pero con el inconfundible aire de los clásicos.

Artículo anteriorLlega la tercera generación del exclusivo Bentley Continental GT
Artículo siguienteC3 Aircross, el hermano pequeño de la gama SUV Citroën