Este deportivo familiar recibe todos los componentes mecánicos de las anteriores versiones AMG 35 ya desveladas por el fabricante de Affalterbach, por lo que hablamos de que esconde un corazón 2.0 Turbo con 306 CV, combinado con una transmisión automática de doble embrague y 7 marchas, además de con un sistema de tracción 4Matic.

El resultado es una criatura tan rápida como funcional, pues acelera de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos y firma una velocidad máxima de 250 km/h.

Artículo anteriorEl eléctrico más rápido en Nürburgring es este Volkswagen ID.R
Artículo siguienteDespués de tres años, Renault pone al día su Koleos