Gracias a la infinidad de ajustes que propone el nuevo BMW M5 podemos configurarlo para cada momento de la conducción. Sorprende su avanzado sistema de tracción total, que cuenta con tres programas diferentes: 4WD, 4WD Sport y 2WD. Este último está indicado para aquellos que no pueden pasar sin un M5 con propulsión posterior… Y ya te puedes imaginar que las «quemadas» de goma serán importantes con sus 600 CV.

Artículo anteriorMercedes-AMG homenajea con este vídeo al salvaje CLK GTR
Artículo siguienteEl Mercedes EQ A Concept será un compacto totalmente eléctrico