A pesar de su aspecto clásico, todas las piezas que se han utilizado en su construcción son completamente nuevas, incorporando además muchas otras que nos dejan claro que se trata de un coche moderno con un aspecto retro. Entre estas últimas destacan un nuevo sistema de frenada regenerativa, asientos en cuero, cuadro de instrumentos digital o una pantalla central Pioneer de siete pulgadas con navegador.

Artículo anteriorSe pone al día el polivalente Honda HR-V
Artículo siguienteÉchale un ojo al impresionante BRABUS Rocket 900