El resultado es un emocionante deportivo que esconde una sofisticada mecánica híbrida enchufable que es capaz de llegar a generar 680 CV de potencia, los cuales deben mover tan solo 1.498 kilos. Y eso son 172 kilos menos de lo que pesa un Audi R8 V10 FSI Peformance. Eso da un detalle de la ingeniería que esconde este Artura a la hora de ahorrar peso, porque su parte eléctrica solo pesa 130 kilos.

Artículo anteriorAsí es el ligero y rápido Porsche 550 Spyder
Artículo siguienteEl futuro Kia EV6 2022 se deja ver por primera vez