Volvo Concept 26. Creado para disfrutar del tiempo
HASTA 3 CONFIGURACIONES DIFERENTES

Volvo Concept 26. Creado para disfrutar del tiempo

En la búsqueda constante de mejorar la vida de sus clientes, Volvo ha desarrollado un vehículo capaz de conducir por sí mismo que permitirá a sus ocupantes aprovechar el tiempo de los desplazamientos de manera creativa

Jesús Martín

Jesús Martín Twitter

20 de Noviembre 2015 09:20

Comparte este artículo: 0 0

La investigación constante llevada a cabo por Volvo respecto a la conducción autónoma ha confirmado lo que ya sabíamos: los desplazamientos diarios de ida y vuelta al trabajo le estan restando disfrute a la conducción. Y es precisamente durante estos desplazamientos cuando la gente está más dispuesta a delegar en su vehículo la tarea de conducir.

Con este dato en mente los suecos han desarrollado el Concept 26, cuyo nombre es fruto del tiempo medio diario dedicado a los trayectos de ida y vuelta al trabajo (26 minutos). Un periodo que los ingenieros de Volvo quieren que aproveches para hacer algo más productivo que "encabritarte" mientras uno se encuentra en un atasco.

Conducir, crear o relajarse mientras nos desplazan

Según señala Robin Page, vicepresidente de diseño interior de Volvo, "todo gira en torno a las personas. Nuestro estudio demuestra que algunas querrán aprovechar su tiempo de desplazamientos de ida y vuelta al trabajo de manera creativa si tienen a su disposición una conducción totalmente autónoma, mientras que otras querrán simplemente ponerse cómodas, relajarse y escuchar música o ver contenidos multimedia en línea. La conducción autónoma permitirá que todo esto sea posible. "

La configuración interior del Concept 26 se basa en un nuevo diseño de asiento, patentado por la firma, que acoge activamente al conductor durante la fase de transformación a uno de los tres modos posibles con los que cuenta (conducción, creación o relax). Estos tres modos de conducción dan pie a una nueva plataforma de innovación en materia de conducción autónoma que se puede ir adaptando con el paso de los años a nuevas necesidades y tecnologías.

Si el conductor desea delegar la conducción en el vehículo, el interior cambia como si de un "transformer" se tratara. El volante se retrae, el asiento se reclina y una gran pantalla emerge del tablero de instrumentos para que el conductor pueda disfrutar como quiera del tiempo que pasa en el vehículo. Esta investigación de Volvo confirma la necesidad de cambiar radicalmente el diseño básico de los habitáculos proporcionando un espacio que se pueda utilizar en  función de los deseos del conductor y pasajeros.

El Concept 26 abre así un nuevo paradigma de posibilidades dentro del vehículo: desde entretenimiento hasta la prestación de servicios y más allá, a través de la tecnología que ahora forma parte de nuestras vidas cotidianas. También es un indicativo del enorme potencial para nuevas oportunidades de negocio y colaboraciones de alta tecnología que aportará la conducción autónoma.

Artículos recomendados

Sigue Motor16