Schaeffler desarrolla el motor en la rueda
TECNOLOGIA E-WHEEL DRIVE

Schaeffler desarrolla el motor en la rueda

El motor eléctrico en la rueda es una tecnología conocida, pero el fabricante de componentes Schaeffler está desarrollando una nueva generación, cuya producción en serie podría llegar dentro de unos 4 años.

Alberto Mallo

Alberto Mallo

5 de Noviembre 2014 19:20

Comparte este artículo: 0 0

Michelin ya presentó su Active Wheel en 2008. Se trataba de una rueda que integraba un motor eléctrico, la suspensión y el freno. Por su parte, el especialista de rodamientos japonés NTN, tiene sus propios vehículos de rueda motorizada. La idea es sumamente atractiva para vehículos destinados a moverse en áreas urbanas, pero Schaeffler piensa en unas posibilidades de uso más amplias. No en vano desarrolló inicialmente su prototipo Alpha sobre un Opel Corsa, al que ha seguido el prototipo Beta desarrollado en cooperación con Ford sobre un Fiesta.

Más espacio libre

La rueda motorizada ofrece una gran ventaja. Al no necesitarse un vano motor para alojar la mecánica de un coche convencional, se pueden diseñar vehículos con un mayor aprovechamiento del espacio interior. La propia rueda Schaeffler integra el sistema de gestión electrónica, el motor eléctrico y su sistema de refrigeración. Las baterías pueden ubicarse donde mejor convenga; por ejemplo en el suelo del vehículo, como en el Tesla. En el Ford Fiesta prototipo de Schaeffler, la batería se sitúa en el vano motor

Freno eléctrico

La rueda motorizada sólo incorpora un pequeño tambor para freno de estacionamiento. La frenada se encomienda al propio motor eléctrico, proporcionando una rapidez de funcionamiento mayor que en los sistemas convencionales. También permite una superior maniobrabilidad. El prototipo de Schaeffler conserva los frenos delanteros convencionales del Ford Fiesta.

Inconveniente de peso

La rueda motorizada de Schaeffler pesa 53 kilos, una cifra bastante elevada al tratarse de una masa no suspendida. Dinámicamente es un inconveniente, tratándose de un vehículo cuya velocidad máxima es de 130 km/h. Afortunadamente, por otra parte  los pinchazos van siendo cada vez más raros.

Evoluciones futuras

Cada rueda del prototipo Beta desarrolla una potencia de 40 kW y un par motor constante de 35,7 mkg, que es un 75 por ciento superior al del prototipo Alpha. Para el futuro, Schaeffler está desarrollando también una rueda motorizada de mayor tamaño, 18 pulgadas de diámetro, que será más eficiente y rendirá un par máximo constante superior a los 50 mkg.

Artículos recomendados

Sigue Motor16