viernes, 2 diciembre 2022

Opel. Iluminando el futuro

La tercera generación del sistema de iluminación adaptativa de Opel está ya en fase de desarrollo. Se trata de una tecnología vanguardista que pretende dirigir el haz de luz del coche y controlar su intensidad en función del lugar al que el condutor dirija su mirada.

Este sistema de luz guiada por seguimiento ocular que la marca quiere integrar en sus vehículos de serie está ya en fase de pruebas. Para su desarrollo, los ingenieros utilizaron primero una webcam enfocada a la cabeza del conductor que escaneó puntos importantes para detectar movimientos seguiendo la línea de visión del conductor.

El sistema tradujo la información recogida en comandos de datos y esto se trasladó a los proyectores de los faros del vehículo. Esta técnica se acercaba mucho a lograr el control de los faros a través de los ojos, pero el cálculo de los datos todavía llevaba mucho tiempo y la velocidad de grabación de la cámara web también era demasiado lenta para cumplir con las condiciones del tráfico.

Parámetros optimizados

Para solventar estos problemas, los ingenieros del Centro Internacional de Desarrollo Tecnológico de Opel y la Universidad Técnica de Darmstadt optimizaron los parámetros de funcionamiento de la cámara y adaptaron el algoritmo de seguimiento ocular. Además, equiparon la cámara con sensores infrarrojos periféricos y fotodiodos centrales que, en conjunto pueden escanear los ojos del conductor más de 50 veces por segundo en condiciones de escasa visibilidad. También se mejoró el procesamiento y transmisión de datos, con lo que los faros reaccionan instantáneamente para hacer los ajustes tanto horizontales como verticales.

Otro de de los problemas para el que tuvieron que buscar solución fue el hecho de que en la práctica los ojos de un conductor saltan de forma natural e inconsciente de un punto focal a otro, por lo que si a los faros se les permitía seguir este movimiento, el haz de luz del vehículo se movería erráticamente. Para evitar esto, se desarrolló un sofisticado algoritmo de retardo que garantiza un movimiento fluido para el haz de luz.

El sistema es independiente del conductor

Además, esta tecnología de seguimiento ocular cuenta con otras ventajas, como el hecho de que no tiene que ser calibrada de forma individual para cada conductor, ya que funciona independientemente de la persona que se sitúe al volante, sin importar su tamaño. Incluso si el conductor se distrae y deja de mirar la carretera, la iluminación se proporciona siempre en el sentido de la marcha. Eso es debido a que la luz de cruce de los faros se programa para asegurar un grado mínimo de iluminación adecuada.

Pero el innovador sistema de luz guiada por seguimiento ocular no es el único desarrollado por Opel. Mientras la marca lo perfecciona para poder introducirlo en sus vehículos, ya ofrece en cada vez más modelos -Mokka, Cabrio y el Zafira Tourer o las familias Astra e Insignia- su avanzado sistema AFL+ (Advanced Forward Lighting System – Sistema Avanzado de Iluminación Frontal), que cuenta con hasta 10 funciones de iluminación, utilizando faros de xenón que se adaptan automáticamente a una amplia gama de situaciones de conducción.

Sistema avanzado de iluminación frontal

Esta tecnología distribuye la luz de forma automática para diferentes condiciones de la carretera y del clima, adaptándola a zonas peatonales, conducción urbana, carreteras secundarias o autopistas o a las condiciones meteorológicas adversas. El sistema AFL+ también incluye funciones como la luz dinámica de curva, luz de giro y el uso de luces diurnas LED que ahorran energía.

La dirección y la intensidad del haz de luz se ajustan de acuerdo con el ángulo de la dirección y con la velocidad del vehículo. Además, el asistente de luz de carretera cambia entre las luces de cruce y las largas siempre que la cámara Opel Eye, integrada en el retrovisor interior, no detecte la proximidad de faros o luces traseras de otros vehículos. 

Sistema matricial de iluminación Led

También, los ingenieros de Opel trabajan actualmente en el desarrollo del sistema matricial de iluminación Led, que se introducirá en breve en los modelos de la marca (está prevista su presentación en 18 meses) y que es capaz de 'convertir la noche en día' para los conductores sin deslumbrar a otros usuarios. Este tipo de iluminación ofrece una luz de carretera sin reflejos, que varía para adaptarse de forma automática y constante a la situación del tráfico.

Es decir, cuando las fuentes de luz detectan tráfico en sentido contrario o circulando por delante, los LEDs individuales en la zona en cuestión se desactivan, mientras que el resto de la carretera permanece brillantemente iluminada.