miércoles, 6 julio 2022

Lubricantes Repsol Moto 4T. Para los más exigentes

La gama de lubricantes Repsol da un paso más para ofrecer las mejores soluciones para todos los usuarios de scooter y motocicletas. Unos productos puestos a punto en el mejor banco de pruebas -el Mundial de Motociclismo- con los que Repsol ofrece la mayor protección para los motores y el máximo respeto por el medio ambiente. 

Con las nuevas motocicletas, cada vez más tecnológicas y sofisticadas, han crecido las necesidades de protección de todos los elementos mecánicos -engranaje, transmisión y embrague- con un mismo aceite. Y todo eso sin olvidar que no solo hay que ofrecer protección a unas mecánicas que giran a velocidades superiores a los motores de los vehículos de cuatro ruedas sino que hay que trabajar por la reducción de emisiones contaminantes. Una preocupación que se hizo efectiva con la normativa Euro 4 que se lanzó en 2016 y regula las emisiones de las motocicletas.

Fundamentales en la rebaja de emisiones

Y para conseguir esa rebaja de emisiones, los lubricantes cumplen un papel fundamental. De ahí, que Repsol haya actualizado toda su gama de productos para ofrecer las mejores prestaciones del mercado. Los objetivos de la nueva gama de lubricantes Repsol Moto 4T son proteger todos los elementos del motor para alargar su vida, aumentar la resistencia a la oxidación y degradación del aceite para soportar las temperaturas más elevadas en los motores, optimizar el comportamiento del embrague y mejorar la capacidad de limpieza, evitando el desgaste de las piezas metálicas.

Para conseguirlo, en Repsol no escatiman nada en la investigación de nuevos productos. Por ejemplo, para alargar la vida del aceite trabajan con simbiosis de moléculas que protegen superficies metálicas. O fabrican bases sintéticas para la formulación de los lubricantes.

El resultado de este compromiso de la empresa española es la certificación de sus productos según la normativa JASO 2016 que ha actualizado los niveles de calidad de los lubricantes prestando especial atención al comportamiento de los lubricantes en el embrague. Unos avances que son visibles en la nueva gama de lubricantes Repsol Moto 4T.

¿Qué son los Lubricantes Repsol Moto 4T?

La nueva gama de Lubricantes Repsol Moto 4T están formulados para dar respuesta a las más altas exigencias en el uso de una motocicleta. Se busca proteger y lubricar un motor que gira a mayores revoluciones y trabaja a más temperatura que el de un coche. Y eso, sometido a un esfuerzo térmico mayor que en un automóvil, pues el volumen del cárter es mucho menor.

Esta gama de lubricantes Repsol Moto 4T ha sido desarrollada por el mismo equipo que diseña los lubricantes del equipo de MotoGP. Su trabajo garantiza una conducción más suave y mayores prestaciones durante más tiempo, pues trabaja en tres frentes fundamentales:

-Protección del motor, embrague y caja de cambio frente al desgaste

-Limpieza y durabilidad del motor

-Confort en la conducción