Los coches de pila de hidrógeno, a punto
HYUNDAI Y TOYOTA LOS IMPULSAN

Los coches de pila de hidrógeno, a punto

La tecnología de pila de combustible sigue dando pasos. Hyunda y Toyota son las marcas con proyectos más avanzados.

Alberto Mallo

Alberto Mallo

10 de Agosto 2014 13:26

Comparte este artículo: 0 0

El Toyota FCV de pila de hidrógeno (54.000 euros al cambio en Japón), que también se venderá en Europa en 2015. Pero el Toyota no estará solo. Hyundai tiene asimismo su propuesta con este tipo de tecnología, que otros fabricantes (Daimler, General Motors, Honda...) ven como la solución para la movilidad del futuro.

La también conocida como pila de combustible genera electricidad mediante una reacción química del hidrógeno embarcado en los depósitos del propio vehículo. «Para ese viaje no necesito alforjas», dicen los defensores de los vehículos eléctricos puros. Éstos, sin embargo, no ofrecen aún la autonomía que sí proporciona la pila de hidrógeno (más de 500 km), y en el balance de las emisiones están en desventaja, igual que en el tiempo de recarga, pues repostar hidrógeno sólo requiere 3 minutos.

«La producción del Toyota FCV (Fuel Cell Vehicle) comenzará en diciembre de 2014, y desde entonces a 2020 su precio de venta podría reducirse entre 3 y 5 millones de yenes», anunciaba la marca japonesa hace un mes. Es decir, pasaría de esos 54.000 euros a unos 30.000, una tarifa ya asumible por buen número de usuarios.

Hyundai ya vende el ix35 Fuell Cell

Hyundai por su parte ya comercializa el ix35 Fuel Cell en Los Ángeles, California, EE UU: «20.000 compradores potenciales ha manifestado su interés por el Hyundai ix35 Fuel Cell, sin embargo, a falta de una infraestructura de repostaje suficiente, sólo 1.000 personas interesadas lo adquirirán». El Hyundai está disponible por un alquiler mensual de 499 dólares con opción a compra, y en esa cuota se incluye el coste del hidrógeno repostado en la red de estaciones de servicio propiciada por Hyundai.

El mercado californiano es el bautismo de fuego comercial para este modelo. Sin embargo Hyundai inició ya hace meses la entrega de 75 unidades del ix35 Fuel Cell como parte de un proyecto europeo de 110 vehículos de pila de hidrógeno denominado HyFIVE (Hydrogen for Innovative Vehicles) y en el que también aportan sus vehículos BMW, Daimler, Honda y Toyota. Otros integrantes de este proyecto son proveedores de hidrógeno como Air Products, Linde, ITM Powers, etc. «La previsión es que en 2015 haya infraestructuras de recarga en una serie de ciudades de Reino Unido (3 en Londres), Dinamarca (Aarhus y Odense), Austria (Insbruck), Alemania (Munich y Stuttgart) e Italia (Bolzano)», anuncia HyFIVE. Para ese año, los otros fabricantes de coches de pila de combustible tienen prevista su comercialización en Europa, centrándose lógicamente en las regiones que cuentan con estaciones de servicio donde se pueda repostar hidrógeno.

A partir de 2020, para particulares

La movilidad a base de pila de hidrógeno empieza lentamente a dar sus primeros pasos, pero pasos al fin y al cabo. Hyundai, que espera producir 1.000 unidades anuales del ix35 Fuel Cell en 2015, incrementará este ritmo hasta completar una serie de 10.000 unidades, un tercio de las cuales se venderá en Europa. A partir de 2016 se reservarán a flotas de empresas, y ya en 2020 se venderán a clientes particulares.

Por su parte, Didier Leroy, presidente de Toyota Europa adelantaba hace unos meses: «El número de Toyota FCV que comercialicemos será limitado, pero serán visibles en las calles. Como con cualquier nueva tecnología tenemos por delante un largo camino, pero lo mismo se decía sobre los automóviles híbridos en sus comienzos».

Artículos recomendados

Sigue Motor16
Salon