La tecnología del Renault Eolab
CON MOTOR HÍBRIDO ENCHUFABLE

La tecnología del Renault Eolab

El Renault Eolab es el primer paso hacia el coche que sólo gasta 2 litros. Estas son las líneas maestras de su tecnología.

Alberto Mallo

Alberto Mallo

17 de Septiembre 2014 09:36

Comparte este artículo: 0 0

El proyecto Nueva Francia Industrial del coche que gaste 2 l de combustible cada 100 km y tenga un precio asequible da nuevos pasos. Renault ya ha sentado las bases de una tecnología híbrida enchufable (PHEV) que permitiría cumplir con creces esos objetivos sobre un modelo de gran difusión. Por el momento se encuentra en fase de investigación, a falta de recibir la luz verde para una posible entrada en producción dentro de 4 años. El Eolab es el primer paso hacia este tipo de modelos.

Principal impulsor del coche eléctrico, Renault no descarta la hibridación sino todo lo contrario, aprovechando buena parte de la experiencia acumulada en sus modelos Twizy, Zoe, Fluece y Kangoo Z.E. Su futuro modelo 5 plazas del Segmento B (el próximo Clio) debería tener una variante de bastante menos de 2 l/100 km de consumo y unas emisiones de CO2 de 30 g/km, con un grupo motopropulsor que hoy responde a la denominación ZERO EMISSION ON DEMAND (como referencia, el actual Toyota Yaris híbrido homologa 3,5 l/100 km y 79 g/km)

Las claves tecnológicas del Eolab

Según Jean-Pierre Fouquet, de la dirección de Ingeniería e Innovación y jefe del Proyecto PHEV Renault, los elementos clave del futuro proyecto son los siguientes:

-Motor térmico. Por su contenido precio y elevada eficiencia, hoy se ha elegido el motor de gasolina de 3 cilindros y 0,9 litros (que en versión atmosférica desarrolla actualmente 70 CV de potencia)

-Motor eléctrico. El ingeniero Fouquet anticipa un nuevo motor eléctrico de imán permanente, de 50 kW de potencia (equivalente a 68 CV) y 200 Nm (20,4 mkg) de par máximo, para el que se han registrado ya 30 patentes. Dicho motor es de pequeñas dimensiones y va ubicado en el espacio que ocuparía un embrague convencional.

-Transmisión. Según palabras de Jean-Pierre Fouquet, se empleará una caja de cambios de 3 velocidades sin embrague, con un accionamiento eléctrico externo y un nivel de prestaciones y agrado de uso equivalentes a los de una caja de doble embrague DCT. En función de las marchas elegidas se ofrecerán diversos modos de uso.

-Batería. De ión-litio. Será específica, poniendo el énfasis en la potencia más que en la capacidad de almacenamiento de energía. Ocupará un tercio del tamaño de la batería del Zoe.

-Electrónica de potencia. Procede de la actual gama eléctrica Z.E. La experiencia de Renault en la materia ayudará a limitar los costes; otra ayuda vendrá de la utilización de componentes simples, no complejos.

-Modos de uso. Aunque el futuro modelo PHEV arrancará siempre en modo cero emisiones, tendrá 9 modos de uso: térmico, eléctrico, híbrido en serie, etc. En modo eléctrico podrá recorrer hasta 60 km y alcanzar una velocidad máxima de 120 km/h.

«El objetivo de Renault es ofrecer un coche híbrido enchufable asequible, a un precio final (incluida la batería) de menos de 20.000 euros, con unas prestaciones destacables, velocidades eléctricas elevadas y que ofrezca una movilidad y una capacidad de uso no sólo para ciudad sino también para fines de semana, vacaciones, etc», afirma Jean-Pierre Fouquet a modo de resumen.

Artículos recomendados

Sigue Motor16
Salon