Ford trabaja en materiales hechos con piel de tomate
PROYECTO EN COMÚN CON HEINZ

Ford trabaja en materiales hechos con piel de tomate

Ford y el fabricante de conservas de tomate Heinz, trabajan en la utilización de fibras de tomate para crear nuevos materiales para coches.

Javier Montoya

Javier Montoya Twitter

10 de Junio 2014 14:31

Comparte este artículo: 13 0

La agricultura ecológica parece empezar a traspasar las fronteras de la alimentación para llegar también a la producción de automóviles. Varias marcas han utilizado ya materiales orgánicos -como coco o bambú o algodón- para desarrollar equipamientos o revestimientos.

Ahora, Ford, se une a la empresa H.J. Heinz Company -famosa por su salsa ketchup- para investigar la utilización de fibras de tomate en el desarrollo de materiales compuestos. Es una nueva forma de desarrollar materiales sostenibles para su uso en la fabricación de automóviles.

Se trabaja en que las pieles deshidratadas de tomates puedan ser utilizadas para fabricar abrazaderas de cables para utilizar en los coches o compartimentos portaobjetos como los que sirven para guardar monedas y otros objetos de pequeño tamaño.

Reciclar dos millones de toneladas de tomates

"El objetivo es desarrollar un material ligero y resistente que cumpla con los requisitos de nuestros vehículos y, al mismo tiempo, reduzca nuestro impacto medioambiental", comenta Ellen Lee, especialista de Ford en investigación de plásticos. Para Heinz, supone un modo innovador de utilizar y reciclar las pieles, los tallos y las semillas de los más de dos millones de toneladas de tomate que la marca utiliza cada año para fabricar el ketchup.

No es la primera vez que Ford colabora con Heinz y otros fabricantes como Coca-Cola, Nike o Procter & Gamble en el desarrollo de un plástico con base cien por cien vegetal para un uso que iría desde el embalaje a los tejidos y que provocaría un menor impacto medioambiental que los materiales derivados del petróleo que se utilizan actualmente.

Esta es una parte del compromiso que la empresa norteamericana tiene adquirido para aumentar la sostenibilidad en todos sus procesos productivos y reducir la huella ambiental.

Así, por ejemplo trabaja con componentes del interior de los coches a partir de fibra de celulosa reforzada y aislantes eléctricos a partir de cáscaras de arroz, unos avances presentados durante el pasado año. Y en el catálogo de materiales de base biológica de Ford ya se pueden encontrar ocho compuestos diferentes. 

Artículos recomendados