352 - Sport Evolution, más que un BMW M3

352

Sport Evolution, más que un BMW M3

21 de Julio de 1990

Por si los 220 caballos de la versión 'normal' del M3 fueran pocos, la firma alemana le apretaba las tuercas y le sacaba 18 caballos más. Y no sólo eso, también ajustaba su comportamiento con unas nuevas suspensiones que lo hacían más confortable y también más fácil de conducir. Además, la prueba del Ford Fiesta Turbo, un pequeño GTI con 133 caballos y un comportamiento muy deportivo y la comparativa entre las versiones de tracción total del VW Passat y el Peugeot 405.
Descargar revista

El editorial de esta semana, pedía ayudas para el sector del automóvil -no cabe duda, todo es cíclico- pues las ventas en junio habían caído un 20 por ciento. Félix Lázaro, editor de la revista, pedía sensibilidad al Gobierno para con un sector vital en la economía española que soportaba, por ejemplo, un IVA del 33 por ciento.

Una curiosa iniciativa de concienciación sobre educación vial se reflejaba en las páginas de esta revista. En la localidad catalana de L'Ametlla de Mar se llevaba a cabo un referendum entre los 800 jóvenes de la localidad (sólo participaron 43) para establecer los importes de las multas. Se aprobaron sanciones desde 1 peseta por circular sin casco hasta 15.000 por conducción temeraria. Lo que no sabemos es si eso funcionó durante mucho tiempo.

Tras la liberalización de los precios de los carburantes, aprobada por el Gobierno el 6 de julio, la única consecuencia visible era que la competencía brillaba por su ausencia, pero, eso sí, los precios habían subido.

Las pruebas de la semana tenían todas un aire deportivo tremendo. Empezando por el coche protagonista de la portada, el Ford Fiesta Turbo, que con sus 133 caballos era un 'puro nervio' capaz de alcanzar los 208 km/h. De él destacábamos el motor enérgico y el buen acabado general y le criticábamos por su comportamiento delicado y una dirección demasiado ligera. Lo que no quitaba para que hubiéramos disfrutado -y mucho- al volante del pequeño Ford.

Tanto como disfrutamos con la nueva vuelta de tuerca que BMW daba al M3. Se llamaba Sport Evolution y era un M3 potenciado del que sólo llegarían a España 15 unidades a un precio por encima de los 8 millones de pesetas. Por supuesto todas ellas estaban vendidas, y sus afortunados propietarios iban a poder disfrutar de un coche que ofrecía unas prestaciones de primera -la potencia había subido de 220 a 238 caballos- y un comportamiento deportivo y eficaz como pocos. A cambio, eso sí, tenía algunos inconvenientes como unas plazas traseras pequeñas o una lista de opciones caras.

No era la deportividad la principal característica de los modelos de nuestra comparativa, pero gracias a la tracción total de que disponían, se convertían en berlinas con un toque dinámico muy acusado. Hablamos del Volskwagen Passat Syncro y el Peugeot 405 M16x4. Ambos contaban con motores de 160 caballos y sistemas de tracción total para garantizar el comportamiento más seguro. Del modelo alemán, que costaba 3,9 millones de pesetas nos gustaba el comportamiento y el confort y silencio de marcha y le reprochábamos el cambio impreciso y los largos desarrollos. En cuanto al Peugeot -3,8 millones- destacaba por su motricidad, comportamiento y cambio. Y no nos gustaba de él la escasa potencia a bajas vueltas o el interruptor de la suspensión electro hidráulica posterior en el maletero.

Sigue Motor16
Salon