350 - Un VW Golf de tracción total

350

Un VW Golf de tracción total

07 de Julio de 1990

Ahora que los SUV están tan de moda, tal vez sea momento de recordar uno de aquellos pioneros. En 1990 Volkswagen había lanzado al mercado el Golf Syncro, una variante de tracción total indicada para circular por pistas, por nieve, y por carreteras de mala climatología. En aquel momento, tal vez fuera un poco adelantado a su tiempo. Pero ahora... Además, los nuevos Ford Escort y Orion y la prueba del Porsche Carrera 2 Tiptronic.
Descargar revista

Uno de los Lamborghini más famosos ya estaba a punto en 1990 para iniciar su producción. El Diablo, espectacular deportivo que sustituiría al Countach llegaría al mercado en septiembre, pero los primeros ya estaban a punto de salir de la cadena de montaje. Una fiera.

Menos brutal era otra de las novedades de esta semana, aunque su éxito iba a ser mucho mayor, sobre todo en cifras, que el Lamborghini. En efecto, Ford renovaba el Escort y su versión de cuatro puertas, el Orion. Y lo hacía actualizando una imagen igual de discreta que siempre pero ahora más moderna. El objetivo era seguir siendo uno de los modelos favorito de los españoles: valga como prueba que en 1989 de este modelo, en su doble variante de carrocería se habían vendido más de 45.000 unidades.

Con la gasolina sin plomo también comenzaban a aflorar las gamas que se adaptaban a este nuevo carburante. Seat ya disponía de unas variantes con catalizador que probábamos por primera vez. Una solución a la que tendrían que recurrir muchas marcas de cara a poder utilizar los nuevos carburantes.

El futuro de Pegaso nos preocupaba, pues la fábrica española, hasta ahora propiedad del INI estaba en venta para cumplir con exigencias europeas. El fabricante español de camiones y autobuses era pretendido por el consorcio MAN-Daimler, pero la cosa no parecía ir por buen camino esa semana de julio de 1990. El teiempo se ha encargado de demostrar que efectivamente aquello no llegó a buen puerto.

Ahora que los cambios automáticos, de doble embrague, de variador, etc, están de moda, gusta recordar uno de los pioneros que revolucionaron las transmisiones. En concreto, probábamos el Porsche Carrera 2 con cambio Tiptronic. Se trataba de un cambio automático que dulcificaba el comportamiento del deportivo alemán y lo hacía utilizable prácticamente por cualquier tipo de conductor, incluso los menos deportivos. De este deportivo, que costaba 11 millones de pesetas, nos gustaba el cambio y los frenos y criticábamos la suspensión dura, el precio alto y la escasa climatización.

Y otra de las tecnologías que ahora mismo están de plena vigencia era la protagonista de la otra prueba de la semana. Se trataba de la tracción total aplicada a un modelo como el Volkswagen Golf. En concreto nuestro protagonista era el Golf Syncro, un modelo perfecto por comportamiento y eficacia para todos aquellos que viven en climatologías más bien complicadas (hielo, nieve...). El Syncro, que costaba 2,6 millones de pesetas contaba con un motor de gasolina de 90 caballos y tracción total permanente a las cuatro ruedas mediante un diferencial viscoso. Un tipo de tracción que Volkswagen después abandonó casi hasta la actualidad, con la tecnología 4Motion y las versiones Alltrack.


Sigue Motor16
Salon