341 - Gasolineras, a examen

341

Gasolineras, a examen

05 de Mayo de 1990

Más cambios nos iba a traer el mercado único europeo; entre ellos, la liberalización del precio de las gasolinas. Para ver con qué argumentos buscaban las petroleras conquistar a los clientes, Motor16 visitaba una gasolinera de cada marca para comprobar qué nuevos servicios iban a ofrecer a los consumidores. Además, el BMW 850i, la prueba de gama del Alfa 33 y los nuevos Renault 21 TXI eran temas de esa semana.
Descargar revista

Un mito nos decía adiós en 1990. El Citroën 2CV, cuya producción aún se mantenía en la factoría portuguesa de Mangualde, dejaría de fabricarse en ese mes de julio de 1990, tras más de 7 millones de coches fabricados en los más de 41 años de existencia del modelo francés, un coche que es pura historia del automóvil.

Con la inminente liberalización de los precios de los carburantes en la Unión Europea, Motor16 hacía un repaso de cómo se preparaban las diferentes marcas para hincarle el diente al mercado español. Y para ello qué mejor que recorrer una gasolinera de cada marca de las que operaban en España en 1990 para conocer de primera mano qué iniciativas iban a poner en marcha para conquistar clientes. Además de precio, lo que las petroleras pensaban ofrecer eran más y mejores servicios a los clientes. Ahora, con la perspectiva de los 25 años que han pasado, tal vez todo haya quedado sólo en buenos deseos.

Las tomas de contacto de la semana tenían potentes modelos (cada uno en su estilo) como protagonistas. Por un lado el imponente BMW 850 de 300 caballos capaces de lanzarlo a 250 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos. Y por otro los Renault 21 TXI, variante de 140 caballos que combinaban prestaciones elevadas -210 km/h de velocidad máxima- con un elevado confort de marcha.

La gama al completo del renovado Alfa 33 era protagonista de una de las pruebas a fondo de la semana. El compacto italiano se ofrecía con cuatro variantes de motor, desde el 1.3 de 88 caballos hasta el más potente 16V con 137 caballos. Entre medías el 1.5 desarrollaba 105 CV y el 1.7 i.e. ofrecía 110 CV. Todo ellos eran motores de gasolina boxer de cuatro cilindros y los precios oscilaban entre 1.581.350 pesetas y 2.130.000. Destacaba en toda la gama el rendimiento que ofrecían sus motores de gasolina y su estética, uno de los principales argumentos del modelo de Alfa, mientras que en general, se le achacaba al modelo italiano un acabado mejorable y un manejo del cambio que no era ni agradable ni preciso.

El otro modelo probado era un descapotable peculiar, el Mazda RX7, que utilizaba el motor rotativo clásico de la marca que desarrollaba 200 caballos y le permitía alcanzar los 234 km/h. Con un precio de más de 6 millones de pesetas, el RX7 destacaba por su motor, acabado y funcionamiento de la capota. En el debe, un consumo alto y que sólo podía usar gasolina sin plomo... un handicap en aquella época.

Del deporte, destacar la victoria de Jesús Puras en el Rally de Santander, por lo que 'jugaba en casa'. Puras se imponía con su Lancia Delta Integrale por delante de Pep Bassas y Mia Bardolet.