Volkswagen Golf 1.0 TSI 110 Advance 5p. Los pies en el suelo
PRUEBA

Volkswagen Golf 1.0 TSI 110 Advance 5p. Los pies en el suelo

El Golf, recientemente actualizado, ofrece en su gama versiones que a muchos les hacen soñar por unas u otras razones: GTI, R, TDI, GTD, GTE, e-Golf... Pero como alternativa más modesta el compacto alemán sigue contando con este 1.0 TSI tricilíndrico de gasolina, ejemplo de lógica.

Redacción

23 de Abril 2020 22:00

Comparte este artículo: 17 17

Hay bastantes novedades en el Golf, muchas más de lo que su conservadora evolución estética induce a pensar. Los más observadores repararán en ciertos detalles de diseño, en los faros delanteros con LED diurnos o en las ópticas traseras dotadas de esa misma tecnología. Y las luces de xenon opcionales ceden su lugar a las Full LED, opcionales en la versión probada y con precios en función del paquete elegido. Dentro también cambian cosas, como telas y paneles decorativos, pero más que el aspecto -por materiales y acabados el Golf sigue presumiendo de mucha calidad- lo que progresa es la tecnología, pues se ofrece una nueva generación de sistemas de infoentretenimiento donde destaca el Discover Pro opcional, con pantalla de 9,2 pulgadas y, por vez primera en un compacto, control gestual. O sea, controlamos funciones moviendo la mano, sin necesidad de tocar la pantalla. Y en el capítulo de las ayudas activas a la conducción también llegan 'refuerzos' a la gama, como la frenada de emergencia en ciudad con detección de peatones, un sistema de conducción semiautomática hasta 60 km/h para atascos y el llamado asistente de emergencia, que llega a detener el vehículo por completo si el conductor no responde a las alertas tras una reiterada falta de control. No obstante, el usuario que quiera lo último en tecnología deberá pasar por caja, pues la lista de opciones es casi inacabable.

¿Quiere eso decir que el Golf 1.0 TSI Advance viene poco equipado? Pues en realidad no, pues echamos de menos el sensor de lluvia pero trae de serie nueve airbags, control de velocidad, detector de fatiga, sistema Precrash, faros antiniebla con luz de giro, espejo interior fotosensible, control de presión de neumáticos, rueda de repuesto, climatizador bizona, asientos delanteros con ajuste lumbar, freno de mano eléctrico con asistente de arranque en cuesta, función de ahorro Start&Stop, reposabrazos central trasero, respaldo abatible 60:40, cajón bajo el asiento del conductor... E importante: podemos elegir entre las carrocerías de 3 y 5 puertas -maletero de 380 litros en ambos, lo que ya no impresiona- y el familiar Variant, y entre el cambio DSG7 o el manual de seis marchas de la unidad probada, que marida bien con el motor TSI básico, un tricilíndrico de gasolina que no suena mal y que pese a su diminuto tamaño mueve al Golf con soltura -conviene mantenerlo por encima de 1.800 rpm para que responda bien- tanto en ciudad como en carretera, donde el comportamiento general, más que deportivo, es seguro y noble. Además, el gasto es bajo, pues se mueve entre 5,5 y 6 litros.

LA CLAVE

Hemos probado el 1.0 TSI incluso bajo el capó de un Skoda Octavia -que es más grande que el Golf-, y su rendimiento seguía siendo estupendo. Decimos esto para explicar que un Golf también puede ir de cine aunque equipe un pequeño tricilíndrico de gasolina. Si alguien busca ahorro, buena alternativa a los TDI.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16