Renault Kadjar. Chico para todo
FABRICADO EN PALENCIA

Renault Kadjar. Chico para todo

Puede que el Kadjar sea el vehículo más polivalente de la gama Renault. Y es que vale para todo porque ofrece espacio interior de sobra, un maletero muy flexible y capaz, posibilidades de salir del asfalto en las versiones Xmod o 4x4 y una gama mecánica con opciones para todas las necesidades. Es el auténtico chico para todo.

Redacción

15 de Mayo 2017 18:19

Comparte este artículo: 64 0

No parece fácil combinar bajo una sola carrocería una lista de ventajas como las que ofrece el Kadjar de Renault. El todocamino construido en la planta que Renault tiene en Palencia con unos estándares de calidad por encima de la media, tiene el tamaño, los motores, los tipos de cambio y los equipamientos necesarios para una clase de clientes que lo quieren todo sin tener que pagarlo a precio de oro. En total hablamos de 17 versiones que nacen de combinar cuatro niveles de acabado: Life, Intens, Zen y Xmod; tres motorizaciones: TCe de 130 caballos, y dCi de 110 y 130 caballos; dos tipos de cambio: manual y automático de doble embrague EDC ambos con 6 velocidades; y tres tipos de tracción: delantera, delantera con sistema Extended Grip y neumáticos M+S para mejorarla tracción en terrenos resbaladizos o tracción total,

¿Condiciones de conducción variables? Se gira el mando y se selecciona el modo que más se adapta a la situación del terreno. Se ofrecen tres modos disponibles. El denominado 2WD: tracción solo en las ruedas delanteras para condiciones de conducción normales, además, este modo optimiza el consumo.

Modo Auto: el sistema ajusta automáticamente el reparto del par y adapta la transmisión de la potencia entre cada una de las ruedas delanteras y traseras. En esta posición la tracción y seguridad son óptimas.

Y modo Lock: se produce un reparto 50/50 entre las ruedas delanteras y traseras hasta alcanzar los 40 km/h en terrenos accidentados o con escasa adherencia (nieve, barro, tierra, arena). Además, los 200 mm de altura libre al suelo, una cifra superior a la de muchos de sus rivales, le proporcionan varias ventajas añadidas. Por un lado el puesto de conducción más elevado ayuda a dominar mejor el perímetro del coche y conducir anticipando. Por otro, el acceso mejora porque los ocupantes ni escalan ni se sientan en el suelo, simplemente se dejan caer.

Fiel a la filosofía de Renault

Si hay algo que Renault sabe hacer bien es sin duda lograr un elevado agrado de conducción gracias al silencio de marcha, la amplitud, la calidad de los materiales y la nobleza de reacciones en su comportamiento. Y el Kadjar es uno de los modelos de la marca que mejor representa esta filosofía. Sobre todo si va acompañada, como es el caso, de un equipamiento digno de segmentos superiores. En este sentido destaca la dotación de seguridad. Y es que por ejemplo el crossover francés cuenta entre su equipamiento de serie u opcional con sistema de parking manos libres, frenada de emergencia asistida, alerta de exceso de velocidad con reconocimiento de señales de tráfico, detector de ángulos muertos, 6 airbags (frontales, laterales de cabeza / tórax, cortina), cinturones de seguridad con pretensores y limitador de carga, reposacabezas antisacudidas y protección infantil máxima con 2 fijaciones IsoFix, alerta por cambio involuntario de carril, cambio automático de luces carretera/cruce y un largo etcétera.

Los motores del Kadjar no son muchos pero sí muy buenos. Comenzando por el de gasolina, un 1.2 Turbo que puede ser manual o automático y que sorprende por su relación prestaciones-consumos. En diésel, el 1.6 dCi de 110 caballos también puede ser manual o automático EDC, con un consumo que no aumenta respecto a un cambio manual y sin embargo acelera ligeramente mejor. El gasto medio homologado para este motor es de 3,8 l/100 km, una cifra que vuelve a mejorar la de casi todos sus rivales más directos.

El Kadjar parte de un precio de 18.850 euros sin promociones.

La factoría de Palencia se puso al día a todos los niveles cuando comenzó a producir el Kadjar. Hoy en día se puede hablar de una fábrica modelo.La factoría de Palencia se puso al día a todos los niveles cuando comenzó a producir el Kadjar. Hoy en día se puede hablar de una fábrica modelo.

Calidad Renault, calidad comprobada

Se nota a la perfección cuando un coche está fabricado a conciencia. Y el Kadjar está fabricado así en Palencia porque la marca se ha preocupado de no dejar ni un solo detalle al azar y que su todocamino más polivalente ofrezca la calidad necesaria para estar a la altura del mejor rival. Antes de salir al mercado los prototipos del todocamino de Renault han recorrido 650.000 kilómetros en cuatro meses para comprobar el envejecimiento que el coche tendría con tres años de uso. Con la información, el Kadjar recibió refuerzos en las zonas de mayor desgaste. Y en lo referente a la calidad percibida, el Kadjar demuestra un alto nivel.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16