Renault Clio E-Tech Hybrid Edition. La vacuna híbrida
PRUEBA

Renault Clio E-Tech Hybrid Edition. La vacuna híbrida

El Clio se apunta a la electrificación con este E-Tech que presume de 140 CV y de unos consumos muy ajustados. Además de la etiqueta ECO, este modelo sorprende por su suavidad gracias a la buena gestión de su transmisión automática. Y su atractivo se completa con unas buenas maneras dinámicas.

Gregorio Arroyo

Gregorio Arroyo

10 de Enero 2021 22:00

Comparte este artículo: 0 0

Renault fue pionera en Europa a la hora de desarrollar vehículos eléctricos. Eran los tiempos del Twizy o el Fluence, seguidos poco después por modelos como el exitoso Zoe o el Kangoo Z.E, entre otros. Pero apostar a un solo caballo tiene riesgos. Por eso ha decidido ampliar miras y poner en juego una atractiva gama de vehículos híbridos, tanto autorrecargables como enchufables, bajo el nuevo sello E-Tech.

Y ahí es donde se ubica nuestro protagonista, el Clio E-Tech Hybrid. Antes de entrar en materia conviene saber lo que lleva y cómo funciona. Se trata de un híbrido con etiqueta ECO que combina de una manera eficiente un motor de gasolina atmosférico de 1,6 litros y 91 CV con dos motores eléctricos, uno de 49 CV con capacidad para mover el vehículo y otro de 20 cuya función principal es arrancar el propulsor térmico.

Los dos motores eléctricos se alimentan con la energía que les proporciona una batería de iones de litio de 1,2 kWh de capacidad. Y todo este conglomerado técnico se gestiona con una revolucionaria transmisión automática multimodo, sin embrague ni sincronizadores, que permite el funcionamiento individual de los tres motores, o de los tres a la vez. En total contempla hasta 15 escenarios diferentes; pero tranquilos, porque lo gestiona el sistema, no el conductor. Por cierto, la potencia total es de 140 CV.

Dicho todo esto comenzamos

El Clio E-Tech Hybrid siempre inicia la marcha en modo eléctrico. Luego se suma el térmico, de una manera muy suave. Renault anuncia que hasta un 80 por ciento de su funcionamiento en ciudad es eléctrico. No sabemos si tanto, pero damos fe de que hemos llegado a recorrer 4,8 kilómetros en modo exclusivamente eléctrico, que es mucho más de lo que permiten rivales directos.

Eso sí, la complicada y sofisticada gestión del sistema híbrido en ocasiones nos confunde. Nos explicamos. Tenemos carga suficiente en la batería, accionamos el modo EV -puramente eléctrico- y nos dice que la función no está disponible.

Otras veces el motor de combustión entra en acción sin que se le espere. Esto es más comprensible porque, además de impulsar el vehículo, su función pasa por proporcionar energía a la batería cuando ésta se descarga. Asimismo se alimenta, como es habitual, gracias a la frenada regenerativa. Si accionamos el modo B (Brake) en la palanca del cambio, la intensidad de la regeneración se duplica. No recordamos tanta retención en un híbrido. De hecho, al levantar el pie del acelerador se encienden las luces de freno traseras. Si nos acostumbramos a ello apenas tendremos que pisar el pedal del freno, una posibilidad más propia de un vehículo eléctrico que de un híbrido.

Suavidad y bajo consumo

Las primeras cualidades del Clio E-Tech son su suavidad de funcionamiento y el bajo consumo. El cambio es muy refinado, ideal sobre todo en ciudad. En ese escenario medimos un gasto medio de 4,2 l/100 km, compartidos con 9,1 kWh/100 km de consumo eléctrico, a una velocidad media de 21 km/h.

Si en la ciudad lo borda, en carretera tampoco sale mal parado. Consumir 4,4 litros a 100 km/h de crucero -y 3,0 kWh de consumo eléctrico- es una cifra también muy atractiva. Cuanto más nos alejamos de la urbe y más le exigimos prestacionalmente, el sistema híbrido pierde eficacia. En autopista, a 120 km/h de velocidad constante, el motor térmico apenas se da un respiro y la regeneración de energía es prácticamente nula. Es, sin duda, su peor escenario, y aun así se mueve en los 5,7 litros de promedio.

Otro factor a destacar es que el cambio 'disimula' con éxito ese desagradable efecto de resbalamiento al acelerar de manera contundente, un mal común en los cambios por variador continuo.

Además, el Clio E-Tech Hybrid presume de un rendimiento notable. Más allá de una velocidad punta de 180 km/h -puede circular hasta los 75 km/h en modo exclusivamente eléctrico-, acelera y recupera con rigor. De hecho, nuestra unidad de pruebas lo hace rebajando los tiempos oficiales homologados: 9,5 segundos en la aceleración de 0 a 100 km/h y sólo 5,9 segundos para pasar de 80 a 120 km/h -Renault anuncia 6,9 para esa maniobra-.

Esos números los registra con el modo Sport del asistente de conducción Multi-Sense, que también contempla los perfiles Eco y My Sense.

Otro punto a favor es su buena dinámica

Esta versión no varía el buen comportamiento del resto de la gama Clio -el sistema híbrido apenas supone un sobrepeso de 10 kilos respecto a la versión diésel dCi 110 CV-. En este sentido, es uno de los modelos más equilibrados y estables del segmento. Quizás la dirección sea algo sensible, pero frena con contundencia: se detiene en 36,8 metros desde los 100 km/h.

Señalar que no hay cambios en habitabilidad, pero sí pierde 86 litros frente a un TCe en la capacidad del maletero -se queda en 254 litros- debido a la ubicación bajo el piso de la batería de iones de litio.

Nuestra unidad, con el acabado superior SL Edition, nos puede salir por 20.280 euros, con descuentos, financiación y Plan Renove incluidos, y disfrutaremos de un equipamiento de serie realmente avanzado y generoso en materia de seguridad, confort y conectividad.

LA CLAVE

Es la primera vez que Renault comercializa un modelo con tecnología híbrida, pero parece que lleva haciéndolo toda la vida por la contundencia y eficiencia de este Clio E-Tech Hybrid. Es un vehículo refinado en marcha gracias al trabajo de la sofisticada transmisión automática multimodo, gasta lo justo en ciudad y sus alrededores, y presume de unas prestaciones y una dinámica brillantes. Además, se rodea de una dotación a la altura.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon