Kia Ceed 1.4 T-GDi Launch Edition. Potencia amiga
PRUEBA

Kia Ceed 1.4 T-GDi Launch Edition. Potencia amiga

La versión 1.0 T-GDi del Ceed, con su tricilíndrico de gasolina de 120 CV, nos convenció. Pero ahora se ve parcialmente eclipsada frente a la lógica aplastante del motor 1.4 T-GDi de 140 CV, nuevo en el compacto coreano y que aporta ventajas de todo tipo. Y la diferencia de precio, sólo 1.000 euros.

Pedro Martín

Pedro Martín

30 de Marzo 2019 21:00

Comparte este artículo: 15 13

Hoy por hoy, si buscamos un un coche compacto dotado de un motor de gasolina con cierto brío pero no queremos gastar mucho dinero, la opción número 1 es nuestro protagonista, que con acabado Drive sale, descuento incluido, por 16.527 euros. Y aplicando la misma rebaja -nada menos que 5.873 euros-, la bien equipada variante Launch Edition baja de los 26.800 euros de la factura inicial a 20.927 reales. Es decir, sólo 1.000 euros más que el Ceed 1.0 T-GDi probado en el nº 1.738, que tan buena impresión nos causó.

A priori no es mucho dinero por disfrutar de un motor con un cilindro extra, con 1.353 centímetros cúbicos en lugar de 998, con 140 CV en vez de 120 y con un par máximo de 24,7 mkg, frente a los 17,6 del 1.0 tricilíndrico. Y si a priori no lo parece, tras probar a fondo ambos lo parece aún menos: si disponemos de esos 1.000 euros, compensa pagarlos.

Básicamente, porque si las prestaciones del Ceed 1.0 se nos antojaban algo justas en carretera circulando a plena carga -criticábamos las recuperaciones-, aquí el panorama es bien distinto, y el coche se mueve de maravilla. Puede que hablar de deportividad sea excesivo, pero hay empuje, e incluso brío, gracias a un motor no empleado en la anterior generación del Cee'd -antes se escribía así-, y que a este le sienta de cine. Por ejemplo, ha clavado la aceleración de 0 a 100 km/h anunciada -8,9 segundos-, y a la hora de realizar adelantamientos hay respuesta en cuarta, en quinta e incluso en sexta, marcha ésta en la que tarda 11,2 segundos para recuperar de 80 a 120 km/h, frente a los 19,4 en el Ceed de 120 CV. Y la versión de 140 CV requiere sólo 7,1 segundos para pasar de 80 a 120 en cuarta, contra los 10,6 del motor con 20 caballos menos de potencia.

Eso es seguridad, pero también agrado. Y la guinda llega al medir el consumo, pues como el Ceed 1.4 T-GDi va más sobrado afronta mejor los usos y las carreteras 'de verdad'. Homologa una media de 5,9 l/100 km, por los 5,6 del 1.0 T-GDi; pero en la práctica se invierten los papeles: 7,3 litros gastó en nuestro recorrido mixto el Ceed de 120 CV y sólo 7,0 ha consumido el de 140. O sea, una relación prestaciones/consumo más ventajosa. Y si pagamos los 1.700 euros del cambio automático 7DCT, no disponible en el 1.0 pero sí en el 1.4, estaremos rondando la compra ideal. Además, con la caja 7DCT el coche ofrece modo Sport -personaliza el acelerador y la dirección-, no disponible en el manual.

El conjunto se redondea con virtudes clave: comportamiento seguro y eficaz, amplitud, un maletero aprovechable, calidad, garantía de 7 años... Ante semejantes atributos, los detallitos a mejorar pasan a ser meras anécdotas.

LA CLAVE

Quien piense en Kia tomando como referencia ideas adquiridas hace 10 años se estará equivocando. Y el que use ideas basadas en 5 años atrás, errará también. El progreso de la firma coreana es tal que el nuevo Ceed pasa a ser uno de los compactos de referencia. Y esta versión 1.4 T-GDi es una de las más equilibradas.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16